Praga: checos podrán tener sexo en el metro

    La polémica novedad, divide aguas entre la población checa.

    El objetivo de la empresa de subterráneos es incrementar el uso de este transporte público. Habrá un vagón exclusivo para quienes quieran tener relaciones sexuales.

    La polémica novedad, divide aguas entre la población checa.
    La polémica novedad, divide aguas entre la población checa.

    «La compañía, que prevé lanzar este proyecto a final de año, seleccionará un vagón de los cinco que componen el metro para tal fin» explicó Felipe Drapal portavoz de la empresa encargada del subterráneo.

    «Pretendemos hacer un sondeo entre los pasajeros. Cada vehículo estará dotado con señales distintivas y habrá información en el interior y en los andenes, en varias lenguas», agregó.

    El subte de Praga, ciudad de 1,25 millones de habitantes, transporta en sus tres a 1,5 millones de viajeros diariamente.

    Aquellos que se suban en los vagones especializados no estarán obligados a entablar relaciones con sus vecinos, dice Drapal.

    Infobae