Al chipriota le agarró un ataque de furia en pleno partido con Wawrinka y destrozó cuatro raquetas en apenas 30 segundos, todo un récord.

 

La bronca de David Nalbandian con los jueces parece cosa de chicos si se la compara con el ataque de furia que protagonizó Marcos Baghdatis. El chipriota, que perdió 7-6 (3), 6-4, 5-7 y 6-1 en segunda ronda del Abierto de Australia ante el suizo Stanislas Wawrinka, se hizo acreedor de un triste récord: rompió cuatro raquetas en treinta segundos.

 

Sentado en su silla, mientras esperaba un cambio de lado, Baghdatis fue preso de la ira y empezó a romper raquetas contra el piso. A algunas ni les sacó el plástico que suele envolverlas… De poco le sirvió el apoyo incondicional de su siempre fiel y efusiva hinchada

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here