cerroni_resize1Escandalozo episodio se produjo en la reunión donde los dirigentes de ATE desconformes con la propuesta recibida insultaron y tomaron a piñas y patadas a los ministros presentes.

Una vez más los dirigentes de ATE eligen el camino de la violencia y la intolerancia. Diariamente la sociedad reclama  formas de erradicar este flagelo, sin embargo  los gremialista de ATE lo practican a menudo para satisfacer sus intereses.

Esta ha sido una constante de algunos dirigentes que encontraron el método piquetero del escrache, la golpiza, los desmanes etc, como forma de reclamar o defender los derechos de los trabajadores. Incomprensible actitud la de este particular gremio que justamente en periodos donde están vigentes las paritarias (elemento  de negociación que durante mucho tiempo estuvo proscripto) insisten en formas ortodoxas de reclamos que la sociedad  ha comenzado a repudiar.

Las agresiones están documentadas en  videos, dijo el vocero de la Casa de Gobierno  y muestran, como las fotos, cuando Raquel Blas, dirigente de ATE, rompe en pedacitos la respuesta oficial a los pedidos de los trabajadores y los tira en la cara del ministro Cerroni, y también cuando se producen las agresiones físicas

Luego del escándalo, los gremialistas no quisieron retirarse del edificio gubernamental porque se les proponía una nueva reunión para el miércoles 23 de diciembre y porque sus exigencias no tenían una respuesta. Fue así que después de varias horas, el mediador Carlos Ciurca, ministro de Seguridad, propuso un encuentro este viernes, a las 18, en la subsecretaría de Trabajo.

Luego de las discusiones y los golpes, la Fiscal Especial, Claudia Ríos, tomó debida nota de los acontecimientos y en actas dejó por escrito la posición de cada una de las partes en conflicto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here