El represor Luciano Benjamín Menéndez recuperó el beneficio del arresto domiciliario por «razones de salud», según  informaron fuentes judiciales a la prensa cordobesa. Mientras, continúa el juicio que se lleva adelante en su contra y de Jorge Rafael Videla, por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura militar.

Menéndez continúa ahora alojado en el Hospital Militar, aunque por decisión del Tribunal Oral Federal N° 1 de Córdoba volverá a gozar de ese beneficio, según confirmó a La Voz del Interior el secretario penal del Juzgado Federal de La Rioja, Dardo Herrera.

El represor está preso desde el 24 de julio de 2008 en la cárcel de Bouwer, con intervalos en la casa de un hijo en Tucumán y en el Hospital Militar.

De todos modos, por ahora el represor continuará durmiendo en el hospital, circunstancia que se repite desde el comienzo del juicio a Videla y a otros 30 imputados, entre ellos el propio ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, proceso en el que hoy declara como testigo el actual ministro de Producción e Industria de Córdoba, Roberto Hugo Avalle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here