Éste 19 de julio se celebra una vez más, por 5to. año consecutivo, el “Día del Pequeño Gran Gesto”, una invitación para cada uno de nosotros a realizar un acto solidario concreto. Cualquiera, el que cada uno elija.

Bajo el lema “Dibujá una sonrisa”, esta cruzada busca que cada uno, a su libre elección, se comprometa con la misión de hacer algo por la comunidad, por el prójimo, por los demás, por quien lo necesita, a través de una ayuda específica o espiritual, cambiándole de alguna manera su día y quizás también su vida.

El 19 de julio de otros años, miles de “pequeños grandes gestos” se realizaron en diferentes lugares del mundo: desde las clásicas donaciones de ropa de abrigo, útiles escolares y alimentos no perecederos, gente que se sumó ese día a participar como voluntaria de una ONG, barrios que se organizaron para limpiar sus plazas y espacios públicos, vecinos que fueron a compartir una tarde de dulces y charla con los abuelos de un asilo, algunos que se animaron a plantar árboles, a donar sangre, sumarse como donantes de órganos, otros eligieron ese día para pedir perdón a alguien o bien para perdonar, para llamar a un conocido que estaba solo y que con ese llamado le alegraron el día o la semana… Estos son sólo algunos de los tantos pequeños gestos realizados para celebrar este día, donde todos estamos invitados a dibujar una sonrisa en alguien más. Se puede ayudar mucho con al algo muy chiquitito, sólo hay que proponérselo y hacerlo.

La razón de esta iniciativa es que justamente son estos pequeños gestos los que hacen grande a una persona. A veces por distintas causas, sumadas a la vorágine de esta época en la que vivimos inmersos, relegamos tiempo a la posibilidad de realizar alguna actividad solidaria concreta. Elegir un día determinado para proponernos hacer algo por los demás permite planificar la tarea, enfocarnos en la necesidad y poner manos a la obra. El resultado, sin dudas, será encontrar al día siguiente un mundo un poquito mejor. Y nosotros habremos colaborado para ello (y hasta habremos ganado nuevos amigos para el 20 de julio).

Las personas, empresas e instituciones que quieran sumarse a esta cruzada, pueden obtener más información o dejar sus comentarios en www.dibujaunasonrisa.org, donde ya se han registrado más de 100 entidades y cerca de 2000 personas comprometiéndose de este modo a participar de la cruzada.

Estamos convencidos de que si asumimos este compromiso con firmeza, responsabilidad, permanencia y verdadero espíritu solidario, la primera sonrisa que vamos a dibujar es la de nosotros mismos.

Por eso estamos todos invitados este 19 de julio a realizar un pequeño gran gesto por alguien que lo necesite. Cualquiera. El que cada uno elija. Sólo tenemos que mirar a nuestro alrededor y descubrir a quién podemos dibujar una sonrisa ese día, para así, entre todos, construir un mundo un poquito mejor.
Cómo sumarse

Cada uno de nosotros puede ayudar mucho con acciones bien sencillas. «Dibujá una sonrisa» propone un día del año para que cada persona haga su «pequeño gran gesto» por el prójimo. No buscamos coordinar acciones solidarias ni recibimos o gestionamos fondos, sino que alentamos esta cruzada para que cada uno evalúe, según sus tiempos, recursos  y posibilidades, cómo ayudar a los demás.

» 10 acciones concretas para ayudar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here