La fuerza creada por Mauricio Macri comenzará a realizar esta semana los «exámenes de aptitud física» para unos 900 aspirantes. Desde la Defensoría del Pueblo advierten que podría afectar las actividades propias de ese ámbito. Al igual que en el predio de Costanera, su llegada al parque no fue anunciada oficialmente.

Tras la polémica generada por la instalación de la futura policía porteña en Puerto Pibes, ahora funcionarios del Ministerio de Justicia y Seguridad y de la Subsecretaría de Deportes de la ciudad anunciaron que en el Parque Chacabuco comenzará a realizarse durante esta semana los “exámenes de aptitud física” para unos 900 aspirantes.

La adjunta de la Defensoría del Pueblo porteño, Graciela Muñiz, advirtió que la academia policial podría afectar actividades propias de ese ámbito, como “las clases de educación física de cuatro escuelas secundarias que utilizan ese mismo lugar y el uso del gimnasio por parte de los vecinos”.

Según Página/12, en la Legislatura porteña, el diputado Sergio Abrevaya presentó un pedido de informes para conocer el “plazo en que el predio será destinado a la actividad policial”, entre otros puntos.

Las autoridades dicen que la ocupación del lugar será por un período “de uno a tres meses”, hasta que estén finalizadas las obras en el predio donde funcionará la escuela de policía, en el campo del club Deportivo Español.

“Para el Ejecutivo la policía metropolitana es una de las prioridades, por el problema de la seguridad es preocupante”, dijo a Página/12 el subsecretario de Deportes, Francisco Irarrazábal.

Al igual que en Puerto Pibes, la llegada de la policía metropolitana a Parque Chacabuco no fue anunciada oficialmente sino que fue detectada por propios usuarios.

En un extremo del parque, sobre la calle Emilio Mitre, debajo de la autopista, ya funcionaba el Centro de Reclutamiento de la Policía Metropolitana. Se trata de las oficinas que pertenecieron a la Guardia Urbana y luego al Cuerpo de Agentes de Tránsito.

Allí se llevan a cabo ahora los cursos teóricos a los aspirantes a ingresar a la fuerza, y los correspondientes exámenes: faltaba el lugar para las pruebas de aptitud física. “Son cuatrocientos efectivos sin experiencia previa y alrededor de quinientos con experiencia, que provienen de otra fuerza”, confirmó al diario una fuente del Ministerio de Justicia y Seguridad.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here