La oposición no consiguió rechazar el veto parcial del Poder Ejecutivo a la ley de Reforma Política, al no alcanzar los dos tercios de los votos de los legisladores presentes requeridos para ese propósito. Por otra parte, el cuerpo no avaló el DNU de creación del Fondo del Bicentanario, que ya había sido derogado por la Presidenta. También se aprobó una declaración de solidaridad con Haití y Chile.

La oposición fracasó en las primeras horas de hoy en la Cámara de Diputados en su intento de rechazar el veto parcial del Poder Ejecutivo a la ley de Reforma Política, al no alcanzar los dos tercios de los votos de los legisladores presentes requeridos para ese propósito.

Tras más de dos horas de debate sobre la mayoría necesaria para rechazar el veto, el presidente del cuerpo, Eduardo Fellner, hizo uso de la facultad de interpretación que le otorga el reglamento y dictaminó que se requerían dos tercios.

La oposición, que consideraba suficiente la mayoría simple, accedió a la resolución de Fellner pero anticipó que recurrirá a la Justicia para cuestionarla.

Luego, la votación arrojó 142 votos para la oposición, 95 para el oficialismo y una abstención. Los dos tercios requerían 160 votos.

Así, la Cámara de Diputados no pudo rechazar el veto parcial del Poder Ejecutivo que anuló la postergación hasta diciembre de 2011 de la puesta en vigencia de algunos aspectos de la norma.

El decreto 2004/09 vetó los artículos 107 y 108 de la reforma política, que indicaban que las nuevas exigencias para que los partidos obtuvieran o mantuvieran su reconocimiento legal se aplicarían sólo a partir de 2012, es decir, después de las elecciones presidenciales.

En los fundamentos del decreto se sostenía que «esos artículos contradicen el objetivo central de la ley al diferir hasta el año 2012 la aplicación de normas que están directamente relacionadas con la mejora de la representación política y se consideran fundamentales para ordenar el universo de actores políticos».

El cambio introducido por el Poder Ejecutivo dejó sin efecto algunas de las modificaciones al proyecto que habían surgido de las negociaciones con bloques minoritarios durante el tratamiento en las comisiones.

«La idea del Poder Ejecutivo es que toda la ley comenzara a regir en el mismo momento, y no dos artículos en forma diferida», justificó el presidente del bloque del Frente para la Victoria , Agustín Rossi, para adelantar el voto negativo de su bancada.

Por otra parte, la oposición consiguió esta madrugada que el cuerpo rechazara el DNU 2010/09, de creación del Fondo del Bicentenario, en una votación en la que el oficialismo se abstuvo por considerar que a aquel decreto ya había sido derogado por el propio Ejecutivo.

Con 131 votos a favor y 52 abstenciones, el plenario de la Cámara Baja rechazó el decreto 2010, del 14 de diciembre de 2009, posteriormente derogado por el DNU 296 del 1 de marzo pasado.

Para justificar la abstención kirchnerista, el diputado Jorge Landau señaló que «la discusión del decreto 2010 es nula porque el mismo ya fue derogado por la propia presidenta al dictar el DNU 296».

Desde la oposición, las diferentes voces que participaron del debate señalaron en coincidir que «es válida la derogación del decreto 2010 porque tiene el mismo objeto que los decretos que le sucedieron, es decir el uso de reservas para pagar deuda externa».

El radical Ricardo Alfonsín manifestó que «el DNU resulta inconstitucional por no darse las condiciones o no reunir los requisitos que establece la Constitución para habilitar al PEN a tomar decisiones que corresponden al Parlamento».

También se aprobó en las primeras horas de hoy por unanimidad su solidaridad con los pueblos y los gobiernos de Haití y de Chile, por los terremotos sufridos respectivamente el 12 de enero y el 27 de febrero pasados.

Los legisladores acordaron unánimemente manifestar su pesar por esos acontecimientos en sendos proyectos de ley que unificaron las iniciativas de diputados de las diferentes bancadas.

Además, la Cámara Baja aprobó la designación del misionero Ramón Puerta (peronista federal) como vicepresidente tercero del cuerpo, completando así la grilla de autoridades que se había comenzado a votar en diciembre pasado.

También se realizaron homenajes al ex diputado nacional Genaro Collantes (Frente Cívico y Social), fallecido en diciembre último; y al ex gobernador de Neuquén Felipe Sapag, muerto esta semana.

Sobre este último, el diputado José Brillo, del Movimiento Popular Neuquino, fundado por Sapag, dijo en el recinto que «me toca referirme al fundador del partido provincial más grande del país, porque se trata de quien fue cinco veces gobernador de nuestra provincia, porque sus pensamientos, plasmados en políticas públicas, transformaron y forjaron nuestra provincia del Neuquén».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here