Lo hicieron los ministerios de Gobierno e Infraestructura, y la Dirección General de Escuelas. La acción abarca a alumnos de los centros de Capacitación para el Trabajo (CCT) que funcionan en las penitenciarías Almafuerte, de Boulogne Sur Mer y de San Rafael. Se busca fortalecer el aprendizaje de oficios en los internos que cursan en los CCT Nº6-052, 6-039 y 6-053, para favorecer su reinserción en la sociedad una vez cumplida su condena, al mismo tiempo que realicen un importante aporte a la comunidad educativa.
Entre el Ministerio de Gobierno, la Dirección General de Escuelas (DGE) y el Ministerio de Infraestructura se firmó esta mañana un convenio por el cual se posibilitará que alumnos de los centros de Capacitación para el Trabajo (CCT) que funcionan en las penitenciarías Almafuerte, de Boulogne Sur Mer y de San Rafael refaccionen mobiliario escolar.

El principal objetivo de esta acción es fortalecer el aprendizaje de oficios en los internos que cursan en los CCT Nº6-052, 6-039 y 6-053, de modo que favorezca su reinserción en la sociedad una vez cumplida su condena,  al mismo tiempo que  realicen un importante aporte a la comunidad educativa.

Estuvieron el ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, Mario Adaro; el subsecretario de Justicia, Sebastián Godoy Lemos; el director general de Escuelas, Carlos López Puelles, y el ministro de Infraestructura, Vivienda y Transporte, Francisco Pérez. La actividad se desarrolló en el Salón Patricias del 4º piso de Casa de Gobierno.

Para concretar esta acción, la DGE y la Subsecretaría de Infraestructura Educativa, dependiente del Ministerio de Infraestructura, entregarán aproximadamente 4.000 bancos que necesitan reparación.

Por su parte, el Ministerio de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, a través de la Dirección General del Servicio Penitenciario, dispondrá que un número de internos que cuenten con conocimiento en soldadura, herrería, tornería y carpintería realicen las tareas necesarias para lograr la recuperación de aproximadamente 30 bancos y pupitres por día, entregándolos en buen estado.

Adaro afirmó al respecto: “Estamos trabajando sobre dos ejes que son fundamentales para la inclusión: educación y trabajo. Y es a través de acciones como éstas que podemos transformar las cárceles para la verdadera recuperación de personas que han equivocado el camino”.

Será la DGE quien otorgue los materiales, tales como electrodos, aguarrás, pintura, tornillos y todos los elementos necesarios para lograr el objetivo propuesto.

Una vez finalizado el acto, López Puelles sostuvo: “Este convenio apunta a dos logros importantísimos. Uno es brindarles la oportunidad a personas que delinquieron para que cuando vuelvan a la calle tengan herramientas para desarrollar una tarea. Y el otro es que muchos de los bancos y mesas que hoy están inutilizables vuelvan a ser usados en las escuelas”.

Los muebles reparados serán distribuidos de acuerdo con las necesidades y las urgencias de los diversos establecimientos educativos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here