Un éxito. Así definieron los médicos la operación a la que fue sometido ayer José Luis Gioja, la cuarta después del accidente de octubre de 2013 y la última para completar la etapa de recuperación de las secuelas que le quedaron. En la cirugía le reconstruyeron la pared abdominal donde tenía una eventración y le extrajeron una sustancia grasa que después se determinó que es benigna. El Gobernador está consciente y lo primero que pidió fue irse a su casa, algo que todos interpretaron como una señal de buena salud. Su hijo Gastón calculó que seguirá internado unos 3 días más y que la recuperación le podría llevar hasta un mes.

gioja san juanLa intervención quirúrgica duró cerca de 6 horas, bastante más de lo que se había estimado. Fue porque los médicos tuvieron que hacer un minucioso trabajo para quitar las adherencias que había entre los distintos órganos de la cavidad abdominal y las paredes del abdomen. Además, encontraron que se le había necrosado una pequeña porción del manto graso que recubre las vísceras y se la sacaron.

El estado de ese tejido es producto de las tres operaciones que le practicaron a Gioja después del siniestro y de las infecciones que sufrió en aquel entonces. Según el parte médico que leyó en horas de la tarde el subsecretario de Información Pública, Luis Amín, acompañado por Gastón Gioja, el hijo mayor del Gobernador, se lo extrajeron, fue analizado y dio resultado negativo; es decir no representa ningún peligro para el primer mandatario.

La intervención fue del lado izquierdo del abdomen y se realizó para cerrarle a Gioja la eventración que se le formó después de la operación en la que le extirparon el bazo el día del accidente del helicóptero. Una vez acomodados los órganos del aparato digestivo, los médicos le colocaron una malla absorbible en la zona y suturaron las capas de tejido. Minutos después, fue pasado a una sala de recuperación posquirúrgica y tras 2 horas, cuando empezó a reaccionar, lo llevaron a la habitación donde quedó internado.

Gastón aseguró en la conferencia de prensa que la cirugía ‘fue un éxito‘. Los mismos términos había utilizado minutos antes uno de los médicos del Hospital Rawson que estuvo en el quirófano acompañando al equipo que realizó la operación, que estuvo encabezado por Andrés Kerman.

De muy buen humor, el hijo mayor de Gioja contó que lo primero que les dijo fue: ‘Me quiero ir a casa‘. ‘A Casa de Gobierno‘, agregó a las risas Gastón. Era previsible que si todo salía bien, el primer mandatario reaccionara así en virtud de que no le gusta estar en un hospital.

El resultado de la intervención y la condición física de Gioja (ver recuadro) hacen que los médicos y sus familiares sean optimistas de cara a lo que viene en el corto plazo. En función de lo que le comunicaron los profesionales de la salud, siempre condicionado a la evolución del Gobernador, Gastón estimó que continuará en el nosocomio ‘2 ó 3 días más‘ y que la etapa para que se termine de recuperar será de 20 a 30 días.

El próximo parte médico se dará a conocer hoy al mediodía. Mientras tanto, Gioja será acompañado por sus familiares más íntimos. Como cuando estuvo internado por el trágico siniestro de Valle Fértil, sus hijos y su esposa, Rosa Palacio, se preparaban ayer para alternarse y cuidarlo de cerca hasta que los médicos le den el alta. ‘Se quiere ir ya, me parece que vamos a tener que ponerle un chaleco de fuerza‘, dijo Gastón en alusión a la ansiedad del Gobernador por volver a hacer vida normal lo más rápido posible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here