antonio caloEl secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica y secretario gremial del Consejo Nacional del Partido Justicialista, Antonio Caló, defendió el sistema de obras sociales sindicales y lamentó que «los medios nacionales se ocupen sólo de los problemas que tuvo Juan José Zanola».

Caló lamentó que «los medios nacionales se ocupen solamente del problema que tiene el compañero Zanola, quien para mi sigue siendo inocente hasta que la justicia demuestre lo contrario».

«Atacan a las obras sociales como si fuéramos todos delincuentes y no dicen que damos salud a 17 millones de personas, que nos hacemos cargo de los discapacitados, de los trasplantes y de las enfermedades de alta complejidad», añadió.

En ese aspecto se quejó «cuando dicen que lo único que defendemos es la caja de las obras sociales y no tienen idea de lo que hablan. En la UOM tenemos una evasión del 30 por ciento porque los empresarios no aportan e igual le damos cobertura a esos trabajadores a los que no les efectúan los aportes».

Caló explicó que «los trabajadores aportamos el 3 por ciento y los empresarios el 6 por ciento para las obras sociales, pero los costos y los insumos hospitalarios se incrementan y nosotros debemos acer ingentes esfuerzos para cubrir toda la atención médica».

Consultado soobre si es momento de que se aumenten esos porcentajes del 3 y el 6 por ciento para mejorar la calidad prestacional, Caló señaló que «eso sería lo ideal para conversar, y algún día nos vamos a tener que sentar con el Estado y que se haga cargo de lo que corresponden a las obras sociales».

Asimismo añadió que «nosotros aportamos el 1,5 por ciento para la Administración de Programas Especiales (APE) y cuando dicen que el APE reparte la plata para las obras sociales, ese dinero no viene de ningún lado, no lo pone el gobierno, es la redistribución de nuestros propios aportes».

«El sistema de las obras sociales nació en 1970 y el sindicato que yo represento tiene un sanatorio desde el año 1964 y no había aportes de obras sociales, era con aportes de los trabajadores», precisó.

Caló también reclamó que «un día los medios nacionales nos den la oportunidad a los dirigentes sindicales para explayarnos y explicar todo lo positivo que hacen las obras sociales».

«Pueden haber errores o equivocaciones porque todos los que hacemos cosas podemos equivocarnos, pero no es para que todos los días los medios nos ataquen; nos acusen que compramos remedios truchos y con que vamos a ir presos porque no damos obra social, porque eso lo desmiento categóricamente».

El sindicalista agregó que «me hago responsable de mi obra social y ojalá que me investiguen, como investigan a todas las otras para que salga a la luz todo lo que hacemos al igual que las colegas».

«Ayer por ejemplo Hugo Moyano inauguró el sanatorio Antártida con 360 camas y no hay establecimiento médico de esas carcaterísticas en la Argentina y eso es digno de admirarlo y destacarlo», puntualizó.

Caló formuló estas declaraciones durante la creación de un centro de estudios entre la Asociación de Industriales Metalúrgicos (ADIMRA), la UOM y la Asociación de Superviores Metalmecánicos (ASIMRA), que se llevó a cabo este mediodía en el polideportivo mercantil Parque Norte.

En la ceremonia de creación del Instituto para el Desarrollo Industrial y Social Argentino (IDISA) que presidirá el ex ministro de Economía, Miguel Peirano, estuvieron presentes los minsitros de Trabajo, Carlos Tomada; de Industria, Débora Giorgi y la titular del banco nación, Mercedes Marcó del Pont.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here