Abrupto ¿final? para uno de los personajes más populares del certamen de Showmatch. Minutos antes del baile del caño, el boxeador se cruzó muy feo con Moria Casán y terminó renunciando en ese instante, tras protagonizar una feroz guerra verbal con la diva. El rating llegó a 37.1 a las 23:26.

El cordobés llegó con su pareja, vestidos de granjeros. “Estábamos en los vestuarios antes del duelo, y la Yanina Colomé, mi coach, recibió un llamado de teléfono de su hijita llorando que quería que volviera a su casa. Entonces yo dije que me quería ir al teléfono, para apoyarla a ella, no quería que la niña sufriera”, explicó sobre su decisión de ir al teléfono el día del duelo.

Acto seguido, Tinelli le preguntó qué había pasado con Virginia Gallardo. “Yo no sé por qué largó esa pelotudez Moria. Yo tengo familia, mujer. Me da por las pelotas que Moria se vaya a la mierda. No es verdad, se va al carajo. Ya lo aclaró Virgiñita, pero inventar ese puterío no está bueno”, respondió… y ahí ardió Troya.

“Moria es una señora que tiene un humor que hay que entender, pero ante todo, es una señora y no me parece la forma de expresarte hacia ella”, le contestó Aníbal Pachano. La Mole retrucó: “Yo estoy acá para bailar, Pachano. No para que me inventen un noviazgo. Eso no me gusta, me molesta. No me lo esperaba de Moria, no entiendo por qué lo hizo”.

Moria tomó la palabra: “Qué se puede esperar de un burro más que una patada. La Mole no juega a nada, pero juega. El puede decir cualquier cosa, pero no acepta que uno diga otra. Yo dije una cosa humorística. Y es una falta de respeto la forma en la que usted  me está diciendo desde que entró. Si la quiere tanto a su mujer, respete más a las mujeres. Lo mío fue un juego, se puede imaginar que lo que menos me importa es usted, no me interesa. A partir de esto, lo crucifico”.

Moli le contestó que «yo no tendré el vocabulario que tenés vos, yo soy un campesino, trabajé siempre en el campo. Sos vos la que salió a hablar mal de mi, sos vos la que me tiraste bosta”. Moria respondió: “Vos sos un ignorante espiritual y me faltaste el respeto a mi con todo lo que me dijiste. Los dos tenemos un ego muy grande: vos no me registrás a mi y yo no te registro a vos”.

El cordobés decidió patear el tablero y, sacándose el gorro de granjero, anunció que «decidí no bailar más, estoy cansado de estar discutiendo”. Moria contemporizó diciendo que ella sería la que se iba, dado que cumplía con un reemplazo. “Vos porque sos Moria Casán pensás que podés decir lo que querés”, adujo Moli. “Yo no me creo nada, soy el ser más respetuoso del mundo”, contestó la vedette.

Tinelli intentó poner paños fríos: “Creo que la señora Casán ha hecho un chiste, ella tiene una forma de hablar que tal vez se puede malinterpretar alguna cosa, pero todos la queremos y respetamos. La Mole tiene esa manera de ser que tal vez no se da cuenta, porque es su forma de expresarse..”.

Moria lo cortó: “No, Marcelo, él tira la piedra y esconde la mano todo el tiempo, es esquivo. No tiene sentido del humor. Pero yo no voy a aceptar esto. Cada vez que le decís algo que no le gusta, él se va. Y todo por un mal entendido». Pasaron a otro participante prometiendo que hablarían con Moli y verían si éste reveía su decisión de abandonar el programa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here