Especialistas aclaran algunas dudas sobre los cuidados y la dieta más adecuados durante la gestación. Advierten que las embarazadas deben abstenerse de consumir pescados que almacenen altos niveles de mercurio metílico en su cuerpo

A medida que más se conoce sobre la vida fetal y que en esto de nacer sano interviene no sólo la Divina Providencia o el destino, sino todo lo que se hizo o dejó de hacerse durante el embarazo, una cierta histeria se ha desatado, principalmente en los países más desarrollados.

Las recomendaciones abundan en las páginas de diarios, revistas e internet con advertencias acerca de los peligros del café, ciertos alimentos como el sushi, los baños de tina calientes y otros hábitos considerados nocivos y que la futura madre debería evitar a toda costa.

Alimentos prohibidos

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de Estados Unidos este año advirtieron que las embarazadas deben abstenerse de consumir pescados que almacenen altos niveles de mercurio metílico en su cuerpo, y reducir aquellos que contienen cantidades moderadas, porque pueden producir malformaciones en el feto. Entre éstos mencionan el pez espada, el tiburón y el atún.

Médicos chilenos siguen la tendencia: recomendar a sus pacientes que se abstengan de consumir carnes o pescados crudos. Esto, por el peligro de contraer alguna parasitosis, muchas de las cuales pasan al feto y pueden llegar incluso a provocar daños cerebrales severos.

Por cierto, el jugo de limón con que se cuece el pescado en el caso del sushi, el cebiche o el tártaro, nada puede hacer contra estos parásitos.

Según el médico gineco-obstetra de la Clínica Santa María, José Luis López, «no hay que exagerar. Pero hay que ser prudente y, en lo posible, conocer el origen de lo que se va a comer».

Según los doctores Max Polanco, gineco-obstetra de la Clínica Alemana, y Fanny Cortés, pediatra-genetista del Instituto de Investigación y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile (INTA), toda mujer que espera un hijo puede y debe comer productos del mar «ricos en proteínas y ácidos grasos beneficiosos», pero debe asegurarse de que sean frescos e higiénicamente preparados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here