Se tata de un insólito episodio en el norte del país. Una travesura que podría haber terminado en tragedia aunque de milagro no hubo que lamentar heridos ni daños materiales. El pequeño que vive en un Hogar para menores, pretendía dar una vuelta y visitar a un amigo.

«Tamalito» se subió a un ómnibus que estaba estacionado en la terminal de la ciudad y lo condujo durante un par de horas hasta que fue detenido, informó la Policía.

Un chico de 11 años se robó un colectivo de la Terminal de Ómnibus de la capital tucumana para ir a dar una vuelta y de paso visitar a un amigo.

Fuentes policiales señalaron que el hecho se produjo el viernes por la noche, pero trascendió en las últimas horas, cuando el pequeño, apodado «Tamalito», se escapó del Hogar Eva Perón, que hospeda a menores con problemas familiares pero que no tienen antecedentes penales, y se subió al micro para realizar esa travesía.

Al pasar por la terminal, vio que el colectivo interno 2 de la empresa San Pedro de Colalao estaba estacionado con las llaves puestas y decidió dar un paseo por varias horas.

El chico manejó el micro, pero lo hizo en zig zag, varias veces se subió a la vereda y casi choca con un automóvil, cuyo conductor dio aviso inmediato a la Policía al ver que era un pequeño el que manejaba semejante rodado.

«Tamalito» -le dicen así porque a su padre lo llaman «Tamal»- recorrió varias ciudades del este tucumano para luego emprender el regreso a la capital, aunque en el trayecto pudo ser detenido por efectivos policiales.

La travesura, afortunadamente, no terminó en tragedia y el chico fue alojado nuevamente en el Hogar Eva Perón, mientras que el colectivo fue devuelto a la empresa.

«Tamalito» explicó que durante el viaje tuvo que ir casi parado para poder pasar los cambios, pisar el freno y el acelerador.

Los vecinos señalaron que el niño no es un delincuente ni tiene antecedentes penales, pero remarcaron que es «tremendamente travieso».

Fuente: Cadena3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here