La presidenta Cristina Fernández, junto al gobernador Francisco Paco Pérez y el presidente de Bodegas Bianchi, Raúl Bianchi.

La presidenta de la nación acompañada por el gobernador Francisco «Paco» Pérez, estuvo en San Rafael y dejó inauguradas, la planta de fraccionamiento de la Bodega Valentín Bianchi y fuera de protocolo, ´fue hasta la ´nueva terminal de ómnibus de San Rafael y dirigió un discurso a una multitud que se había congregado. También dejó inauguradas obras en San Luís y La Paz.

La primera mandataria fue recibida en el aeropuerto local por el gobernador Francisco «Paco» Pérez y el intendente de San Rafael Emir Félix. De allí, la comitiva presidencial se trasladó a las dependencias de la bodega Bianchi donde en medio de un fuerte operativo de seguridad que incluyó el desvío del tránsito a Mendoza por calles alternas, la mandataria se mostró sumamente suelta entre una lista de anunciós que realizó: En primer lugar anunció que se duplicarán los vuelos de Aerolíneas entre San Rafael y Buenos Aires que pasarán de tres a seis, teniendo en cuenta la importancia que tiene para el empresariado y público en general, el tener una vía rápida de comunicación con Buenos Aires.

Otro de los anuncios que la mandataria realizó y que fue muy bien recibido por las autoridades de la Cámara de Comercio que se hallaban presentes además de una gran cantidad de empresarios del sector vitivinícola, fue el anuncio de prórroga para las excenciones impositivas a los vinos espumantes. «Creemos que esto es un incentivo muy grande y Mendoza es una de las principales provincias del país en materia vitivinícola. A nivel mundial la Argentina es novena productora mundial de vinos y la quinta en materia de consumo, lo que da a las claras que el consumo interno es muy bueno y es muy importante incentivar a las empresas para que sigan produciendo», puntualizó la mandataria.

El ex gobernador Celso jaque se emocionó por el reconocimiento de la presidenta de la nación.

También Cristina Fernández se refirió a las importantes inversiones que realizará por ejemplo la Minera Vale y que beneficiará a cuatro provincias. La inversión de 5.900 millones de dólares incluye la creación de un puerto, la creación de una planta productora de gas, la creación de un ferrocarril y el empleo de más de 5 mil personas. Al referirse a los beneficios que depará para Mendoza y Malargúe, la presidenta dedicó un capítulo especial al ex gobernador Celso Jaque que se hallaba presente y que se emocionó con el reconocimiento de la mandataria:

«Recordaba que cuando Néstor emprendió aquella loca cruzada contra los molinos de viento, de querer ser el presidente de los argentinos en medio de un país en caos, con graves problemas económicos y culturales, el en ese entonces intendente de Malargüe Celso Jaque, fue el único intendente que lo apoyó, y saben que, cuando ganó la presidencia, fue en Malargüe el único departamento donde ganó como presidente. Por eso tengo un cariño especial por Malargüe, porque de allí fue intendente Celso», expresó la mandataria.

Gran cantidad de gente se acercó por la terminal para ver de cerca a la presidenta de la nación.

Tras cerrar el discurso, la mandataria se dirigió a la nueva terminal de ómnibus de San Rafael, donde junto a la Ministra Alicia Kirchner, el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, y el intendente Emir Félix, recorrió las modernas instalaciones y dió un mensaje a una gran cantidad de sanrafaelinos que se habían cobgregado y que llegaron a último momento al saber que la presidenta asistiría a las nuevas instalaciones.

En medio de un fuerte mensaje de militancia donde recordó al ex presidente y defendió el modelo nacional, la mandataria adelantó que las épocas oscuras de la historia argentina quedaron atrás y que se pedirá la extradición del ex juez camarista mendocino, Otilio Romano. «Vamos a ir a buscarlo a Chile adonde se escapó y será enjuiciado como corresponde», manifestó la funcionaria en medio de los aplausos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here