959306Aseguró que la alianza Unión-PRO sólo tuvo el fin de vencer a Kirchner en la Provincia de Buenos Aires, pero no más que eso.
«Mauricio, con la popularidad que tiene, tiene derecho a ser candidato. Pero en eso no lo voy a acompañar», dijo.

El ex gobernador y eventual candidato presidencial peronista Felipe Solá afirmó hoy que la alianza con Mauricio Macri está concluida y lo considera “un adversario” para las elecciones de 2011, donde adelantó que no lo acompañará.

“Unión-PRO fue una herramienta para la provincia de Buenos Aires, donde el candidato a vencer era Néstor Kirchner, donde se jugaba su proyecto, y lo logramos. Por lo tanto, mi compromiso en esa alianza ha sido en la provincia de Buenos Aires, donde tenemos un bloque de diputados de Unión-PRO, pero no va más allá” declaró el ex gobernador.

“Antes de febrero, cuando nos presentamos, ese mismo día dijimos que podríamos ser candidatos a presidente tanto Macri como yo. En Macri veo un adversario que nos respetamos. Mauricio con la popularidad que tiene, tiene derecho a ser candidato a presidente, no lo voy a acompañar en eso”, agregó.

En cuanto a la posibilidad de volver a una alianza con el PRO, Solá consideró que eso no volverá a ocurrir porque su función en las elecciones del 28 de junio era impedir “el avance avasallante que tenía Kirchner” y poner en “evidencia el repudio de todo lo que había generado en 2008.”

“El peronismo tiene que tener un candidato. Hay que volver a discutir internas, someterse al voto de la gente. Pero el PJ tiene que tener su candidato a la cabeza. No vamos a ser ala, cola, ni pata de otro partido”, aseguró.

Respecto de la posible candidatura presidencial de Néstor Kirchner, el diputado electo señaló: «No lo veo con chances, no lo veo con futuro, no puede ser Presidente y no creo que llegue al ballotage. Pero todavía falta mucho».

En cuanto a Elisa Carrió, otra probable rival para 2011, Solá dijo que su intención era “tener la mejor relación con ella porque es una persona muy importante en la oposición”.

“Ahora está pasando un momento complejo, pero es posible que quiera volver a ser líder de la oposición y la veo volver a ese lugar, tiene un lugar muy importante en ese rol», sostuvo el ex gobernador bonaerense.

Por último, reconoció que Macri tiene “una alta popularidad” y destacó que era “un hombre obsesionado por la gestión”, pero remarcó que aún “la debe mejorar mucho”.

«Tiene una alta popularidad y eso lo lleva a pensar en impulsarse el año que viene. Creo que va a ser su gestión y como lo vean en capital, lo que lo libere para ser candidato o no, pero le falta mucho. En muchas cuestiones ideológicas no estamos de acuerdo, la relación que tenemos es bastante sana, es un adversario al que respeto», manifestó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here