Tres de los máximos exponentes de la Coalición Cívica –su líder natural, Elisa Carrió, y los legisladores Alfonso Prat Gay y Patricia Bullrich– fueron denunciados ante la justicia federal porteña por presuntamente obstaculizar la sanción de una nueva ley antilavado en el Congreso con el objetivo de “salvar al Grupo Clarín”.

La acusación, directa y sin ambages, fue formulada por el ex ejecutivo del banco estadounidense JP Morgan, Hernán Arbizu, prófugo de la justicia estadounidense, con pedido de extradición pendiente y autodenunciado ante los tribunales argentinos como parte de una asociación ilícita destinada a evadir impuestos y lavar dinero.

Arbizu es el “arrepentido” que contó a la justicia argentina cómo se habrían cometido maniobras para transferir recursos de las ex AFJP al Grupo Clarín, en una supuesta estafa a los intereses de los futuros jubilados que está en plena investigación.

La denuncia de Arbizu contra Carrió, Prat Gay y Bullrich lleva el número 3807/11, ingresó a la Cámara Federal el 8 de abril pasado y por sorteo recayó en el juzgado N° 3, a cargo del magistrado Daniel Rafecas. El martes próximo, a las 10 de la mañana, el denunciante deberá presentarse en los tribunales federales de Retiro para ratificar sus imputaciones, que básicamente se refieren a los supuestos delitos de “encubrimiento y propiciar sanciones contra la República Argentina”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here