Godoy Cruz este sábado «amaneció» el partido 1-0 y luego defendió la ventaja con idoneidad para concluir su faena con ese resultado que le permitió acercarse a la cima del torneo Clausura, al tiempo que dejó a su adversario sin invicto.

En el puntano Estadio Juan Gilberto Funes, donde el «Tomba» hacía de local,  el gol lo convirtió Diego Villar en el nacimiento de este cotejo correspondiente a la décima fecha de la competencia doméstica, que sigue encabezando River Plate en forma exclusiva, más allá de que este domingo todavía debe visitar a Gimnasia y Esgrima La Plata.

El equipo del uruguayo Jorge Da Silva se aprovechó de una desconcentración de su oponente para establecer una diferencia prematura y a partir de entonces se defendió con la pelota en su poder o con la consistencia de su retaguardia.

El conjunto mendocino tuvo que resguardarse para regular energías puesto que durante la semana buscó infructuosamente la clasificación para los octavos de final de la Copa Libertadores de América, frente a la Liga Deportiva Universitaria en la altura de Quito.

Godoy Cruz se puso rápidamente arriba en el tanteador porque Villar aprovechó la indecisión de la última línea de Argentinos y supo capitalizar un pelotazo de Sebastián Torrico para marcar el 1-0.

El Tomba en ese capítulo fue más claro y justificó la diferencia con una inteligente tenencia del balón.

Con el correr de los minutos, el encuentro decayó en su nivel y sobraron las fricciones.

El anfitrión siguió siendo el más lúcido, pero lejos del arco defendido por Nicolás Navarro.

Por su parte, Argentinos intentó emparejar sobre el final de la etapa, pero fue víctima de sus propias imprecisiones.

En el segundo período Argentinos salió más decidido y llegó a arrinconar por momentos al local contra su área.

Sin embargo, la formación cuyana fue eficaz para controlar el impulso inicial de su adversario y volvió a plantear el partido en el mitad de la cancha. De todos modos, en determinados pasajes los de Paternal dejaron la sensación de que tanta insistencia podía tener su premio, pero el Tomba siguió con su trabajo codo a codo y conservó su valla inmaculada.

Sobre el epílogo Godoy Cruz hasta dispuso de algunas réplicas como para asegurar antes de tiempo su esforzada victoria, a tal extremo que a los 32 minutos el uruguayo Fabricio Núñez exigió a Nicolás Navarro y el arquero con un manotazo salvador hizo pegar la pelota en el travesaño.

En definitiva, Godoy Cruz ganó con justicia porque supo utilizar el balón para sorprender, convertir, contener, resistir y hasta responder.

Argentinos también cayó con honor, porque peleó con bravura por su invicto, pero fue superado de un modo legítimo e inobjetable.

Godoy Cruz: Sebastián Torrico; Roberto Russo, Leonardo Sigali, Nicolás Sánchez, Lucas Ceballos; Juan Carlos Falcón, Israel Damonte, Ariel Rojas; Diego Villar; Rodrido Salinas y Alvaro Navarro. Director técnico: Jorge Da Silva.

Argentinos: Nicolás Navarro; Juan Sabia, Federico Pistone, Santiago Gentiletti; Gonzalo Prósperi, Juan Mercier, Matías Laba, Nicolás Berardo; Ciro Rius, Santiago Salcedo y Gustavo Oberman. Director técnico: Pedro Troglio.

Gol: en el primer tiempo, a los 2 minutos, Villar (G).

Cambios: en el segundo tiempo, desde la reanudación, Andrés Romero (A) por Pistone; a los 11 minutos, Fabricio Núñez (G) por Salinas; a los 16, Mariano Donda (G) por Rojas; a los 17, Sergio Escudero (A) por Berardo; a los 24, Gonzalo Vargas (A) por Laba; a los 40, Pablo Miranda (G) por Alvaro Navarro.

Estadio: Juan Gilberto Funes, en San Luis.

Arbitro: Mariano González.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here