Polémica en Europa por las explosivas declaraciones de Sarkozy contra Zapatero

El presidente francés aseguró en un almuerzo con parlamentarios de su país que «puede ser que no sea muy inteligente» en referencia al jefe de gobierno español. Es porque este último le habría copiado el proyecto de reformar la televisión pública. También criticó a Merkel.

El jefe de Estado francés aseguró en un almuerzo con parlamentarios de su país que «puede ser que no sea muy inteligente» en referencia al presidente español.

Según el diario El Mundo, la frase se la dijo ayer en tono confidencial a los parlamentarios de la izquierda y de la derecha que recibió en el Elíseo. Estaban convocados para tener noticias de primera mano sobre la crisis del G20 y sobre los pormenores de la crisis, pero hubo lugar para otras cosas.

Los dichos de Sarkozy son a raíz de una aparente copia por parte de Zapatero del proyecto de reformar la televisión pública, según rebela el diario ’Libération’.

-«El Gobierno español acaba de anunciar la supresión de la publicidad de las cadenas públicas. ¿Sabéis a quién han puesto de ejemplo?», se pregunta retóricamente Nicolas Sarkozy delante de los 12 senadores y los 12 diputados que asistían al almuerzo.

-«Pueden decirse muchas cosas de Zapatero», responde el socialista Henri Emmanuelli con solidario entusiasmo.

-«Puede que no sea muy inteligente», objeta Sarkozy. «Pero yo conozco a personas que eran muy inteligentes y que no han llegado a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales».

Sarkozy elogió durante el almuerzo a Silvio Berlusconi porque el jefe del Estado francés le atribuye el mérito de haber obtenido un claro entusiasmo plebiscitario: «Lo importante de una democracia es ser reelegido. Mirad a Berlusconi. Lo ha logrado tres veces».

El presidente francés también relativiza la importancia de Angela Merkel y convierte a la canciller germana en una suerte de gregaria francesa: «En cuanto se ha dado cuenta del estado de los bancos y de la industria del automóvil no ha tenido otra posibilidad que seguir mi posición», concluía Sarkozy.

(Telam)