El yuan enfrenta presiones de la comunidad internacional, pues se calcula que se apreció más del 20% en apenas cuatro años. La próxima visita de Obama tratará el tema. En tanto, crece la polémica sobre las posibilidades de que pueda convertirse en una alternativa a la divisa estadounidense

El dólar estadounidense no deja de provocar dolores de cabeza a los operadores e inversores de todas las latitudes. Pero la cuestión se profundizó el último miércoles, cuando el Banco Central de China reconoció por primera vez en mucho tiempo los argumentos a favor de la revaluación del renminbi (moneda del pueblo) o yuan, en términos occidentales.

Todo ello tiene lugar días antes de la llegada a Pekín del presidente de EE.UU., Barack Obama, quien anunció que entablará conversaciones que enfatizarán la creciente preocupación internacional por la actual política cambiaria china.

Obama dijo en una entrevista con Reuters en Washington que plantearía el tema del yuan, que según muchos economistas e Industriales estadounidenses está artificialmente subvaluado, cuando visite China la próxima semana.

Esta visita, que incluye otros países asiáticos, se produce también en un momento en el que el dólar alcanza un mínimo en 15 meses sobre una canasta de monedas, lo que plantea dudas sobre su futuro como divisa de las reservas globales.

Al ser consultado sobre las declaraciones de Obama, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Qin Gang sostuvo que China seguirá mejorando el mecanismo de formación de su tipo de cambio con la intención de gradualmente hacer que su moneda sea más flexible.

Qin agregó que China esperaba que Estados Unidos, en su condición del país más importante del mundo, siga una política fiscal consistente para mantener al dólar estable y asegurar su propio crecimiento y el de otras naciones.

El People’s Bank of China explicó que la política de divisas tendrá en cuenta “los flujos de capital y los movimientos de las principales monedas”, una clara referencia a los grandes flujos especulativos de capital que está recibiendo China y a la debilidad del dólar.

Esta es la primera vez desde el lanzamiento de reformas cambiarias en julio del 2005, que se aparta del lenguaje de mantener a la divisa «básicamente estable en un nivel razonable y equilibrado» al hablar sobre futuras reformas cambiarias en sus informes trimestrales.

En otras palabras, el mensaje fue que se considerará a las principales monedas del mundo en el manejo del yuan, lo que sugiere una salida de la actual política de un tipo de cambio atado al dólar. Cabe señalar que el tipo de cambio se mantiene estable desde mediados del 2008 en torno a las 6.83 unidades por dólar.

El analista de mercados internacionales Jorge Castro, le explicó a iProfesional.com que “desde julio de 2008 ambas monedas tienen un régimen de paridad fija, tal como lo tuvo Argentina desde 1991 con el dólar, y esto significa que la moneda norteamericana se devalúa pero no en Asia”.

Los nuevos argumentos del banco central, incluidos en su informe trimestral sobre la política monetaria, son la respuesta natural ante la creciente presión global para que China refuerce su divisa, especialmente por parte de la Unión Europea y Japón.

Pero las declaraciones del banco central contrastan con las del ministro de Comercio Chen Deming, que demandó un tipo de cambio estable para “generar expectativas estables” para los exportadores.

Algunos analistas consideran que estas palabras indicarían que la postura de la autoridad monetaria aún debería recorrer un largo camino en las altas esferas gubernamentales.

El banco central había “hecho insinuaciones sobre las crecientes presiones para la revalorización de la divisa, pero yo las atenuaría con las declaraciones del ministro de Comercio sobre la necesidad de una divisa estable”, comentó Ben Simpfendorfer, economista de RBS en Hong Kong.

Según The Financial Times, el comunicado del People’s Bank of China coincidió con la publicación de una serie de nuevos datos que indicaban que la recuperación económica de China se aceleró el mes pasado, aumentando la producción industrial a un ritmo que no se registraba desde antes de la crisis financiera. Las ventas minoristas también experimentaron un sólido crecimiento.

La ofensiva de EE.UU.
Los industriales estadounidenses vienen acusado desde hace varios años Pekín de mantener el yuan artificialmente barato para favorecer sus exportaciones, a las que atribuyen el desempleo en sus sectores.

Un grupo de acerías estadounidenses instó al representante de Comercio, Ron Kirk, y al secretario de Comercio, Gary Locke, a presionar a China durante sus conversaciones de la próxima semana para que permita la apreciación de su moneda.

«Las intervenciones del Gobierno chino al mercado cambiario para mantener al yuan significativamente devaluado frente al dólar amenazan la frágil recuperación estadounidense y constituyen una práctica desleal en el comercio internacional», dijo el Instituto Estadounidense del Hierro y el Acero en una carta a los funcionarios.

Entre los miembros del grupo se encuentran U.S. Steel, Nucor y ArcelorMittal Flat Americas.  Kirk y Locke comparten la presidencia de la Comisión Conjunta de Comercio de Estados Unidos y China, que en el lado chino está presidida por el vicepremier Wang Qishan. Los funcionarios de ambos países se reunirán el miércoles en la ciudad china de Hangzhou.

El año pasado, durante su campaña electoral, el presidente Barack Obama se quejó enérgicamente de las prácticas cambiarias chinas, pero a partir de su llegada al poder ha adoptado un discurso más moderado.

En un reporte semestral de este mes, el Departamento del Tesoro estadounidense dijo que el yuan chino estaba «subvaluado». Pero la oficina dirigida por Timothy Geithner continuó con la práctica del Gobierno del ex-presidente George W. Bush de no calificar a China como de manipulador cambiario, una designación que podría llevar a negociaciones conducentes a posibles sanciones comerciales.

Durante un viaje a China en julio, Locke señaló que Estados Unidos quería que Pekín avanzara hacia un sistema «de libre flotación de su tipo de cambio».

En su informe más reciente sobre los mercados de divisas, el Gobierno de Estados Unidos mantuvo la postura de que el yuan chino permanece subvaluado, pero insistió en su postura de no considerar a China como un país que manipula su moneda.

Al citar cifras que surgen del FMI, que muestran que el yuan se ha apreciado el 21.2% frente al dólar en los cuatro últimos años, el departamento del Tesoro mantuvo que el país asiático no está manipulando la moneda para ganar ventajas comerciales injustas.

Pero la respuesta del gigante asiático, principal tenedor de los bonos del Tesoro de EE.UU., es la exigirle a Washington que de garantías para que el billete verde no se vaya a devaluar.

La evolución reciente
Al mantenerse sin cambios frente a la divisa estadounidense, el yuan capitalizó su desplazamiento frente a otras monedas. Con todo y ello, el Tesoro sostiene que el yuan está subvaluado.

China posee alrededor de 2.1 billones de dólares en reservas en moneda extranjera, cifra equivalente al 49% su producto interno bruto en el 2008.

La inversión extranjera directa aumentó en China durante septiembre, al igual que el consumo de electricidad, expresaron las autoridades en una nueva evidencia de que la recuperación de la economía de ese país cobra fuerza.

En los primeros nueve meses del 2009, la inversión extranjera directa cayó un 14.2% a u$s63.800 millones, pero sólo en septiembre subió a una tasa anualizada del 18.9% a u$s7.900 millones, informó el Ministerio de Comercio.

El repunte «muestra la confianza de los inversores extranjeros en la economía china. Con una fuerte recuperación de la economía nacional, creo que habrá más inversionistas foráneos participando en el desarrollo económico de China», expresó el vocero del ministerio, Yao Jian, a periodistas en Beijing.

El futuro del yuan
Pese a la fortaleza de la moneda del gigante asiático y a las inmensas reservas internacionales que administra la autoridad monetaria, es poco probable que en el mediano y aún en el largo plazo, logre desplazar del mercado financiero global a la divisa estadounidense.

Pero según la óptica de organismos internacionales y de consultores privados tiene alguna chance de convertirse en una alternativa como divisa de reserva.

En este contexto, el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, señaló esta semana que en un plazo de 10 a 15 años la moneda china podría erigirse en alternativa al dólar como divisa global de reserva.

En una reunión de inversionistas celebrada en Singapur, Zoellick aclaró que una moneda no reemplazaría a la otra, sino que se levantaría como una alternativa, y destacó el creciente número de acuerdos monetarios entre el Gobierno chino y los de otros países.

China ha firmado esos acuerdos con sus socios comerciales a fin de evitar los riesgos de la volatilidad del dólar, y los suscritos desde mediados de diciembre de 2008 suman u$s95.600 millones, precisó la agencia Xinhua.

Los documentos, que permiten a los bancos centrales vender yuanes a los importadores locales de bienes chinos, involucran a China con la Argentina, Belarús, Corea del Sur, Indonesia, Malasia y las autoridades monetarias de Hong Kong.

La internacionalización del yuan es aún un largo camino y actualmente el dólar sigue siendo relativamente seguro como moneda de reserva, precisó el jefe del BM.

Luis Palme Cané, director de Fimades consideró que el dólar mantendrá su lugar como unidad de medida para el comercio y como reserva de valor. “Esto se debe principalmente porque el yuan hoy no es convertible, esa es la primera complicación y por el momento no hay señales de que pase a serlo”.

“En segundo lugar, una vez que sea convertible para posicionarse como reserva de valor, se trataría de un proceso muy largo, por lo tanto, hablar hoy sobre lo que puede suceder a diez años, sería muy difícil”.

Según Castro, «en suma, el dólar dejó de ser la moneda de los Estados Unidos y ya es la moneda del comercio internacional».

Desde el propio FMI, economistas de la entidad consideraron que las autoridades deberían analizar mecanismos para mudarse del sistema monetario global centrado en el dólar a uno con un rango más amplio de activos de reserva y algún tipo de garantía que permita reducir la acumulación de reservas.

“La peor crisis económica en 70 años ha reavivado las preocupaciones sobre un «no sistema» monetario, donde las debilidades se han amplificado luego de que las economías emergentes acumularan reservas para asegurarse contra las crisis en las cuentas de capitales en los últimos años”, agregaron.

Un sistema multimonetario podría surgir en el tiempo pese a que existen pocos precedentes. Los aspirantes más probables para este serían el euro en primer lugar y después el yen y el yuan, según el documento.

Según un artículo publicado por el Herald Economic de Hong Kong, los desafíos a la posición dominante del dólar no sólo vienen de la mala situación de tal moneda, sino también del desarrollo de otras monedas entre las que destaca al euro y al yuan.

“La estrategia china apunta por un lado al establecimiento de una moneda supranacional, tal cual lo planteara en las reuniones del G-20 de marzo de ese año y por otra parte promueve con pasos seguros la internacionalización de su moneda”, apuntó dicho artículo.

La capacidad de desarrollo de la economía china y su amplio potencial comercial elevaron considerablemente la fama del yuan. Sin embargo, el gran superávit y reserva comercial de China determinan que la moneda no puede desafiar al dólar a largo plazo.

“No existe ningún plan para sustituir la posición del dólar, aunque ya es un hecho indiscutible que la moneda norteamericana se enfrenta al desafío de las divisas regionales”, concluyó el informe

Rubén Ramallo

4 Comentarios

  1. I’ve been exploring for a bit for any high quality articles or blog posts on this sort of area . Exploring in Yahoo I at last stumbled upon this web site. Reading this information So i’m happy to convey that I have an incredibly good uncanny feeling I discovered just what I needed. I most certainly will make sure to don’t forget this website and give it a glance regularly.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here