Ministerio-de-EconomiaSólo el Estado nacional colocó bonos en el exterior por casi u$s 19.000 millones; es decir, dos tercios del total. Las provincias salieron con u$s5.850 millones y las empresas con otros u$s4.300 millones.

La «lluvia de dólares» y la dificultades que tendría el Gobierno para evitar que se desplome el precio del dólar, dos pronósticos en los que insistió el equipo Cambiemos antes de asumir la gestión, parecen haberse ya materializado: al país ya ingresaron casi u$s 30.000 millones por las emisiones de deuda en el exterior que realizaron el Tesoro nacional, las provincias y las empresas.

«Semejante grado de interés por parte de la comunidad financiera internacional en proveer de financiamiento al país se explica, en primer lugar, por la drástica reducción en la percepción de riesgo argentino a partir de la implementación del programa de reordenamiento macroeconómico que se encuentra en marcha, pero también por un contexto internacional favorable en el que, a raíz de la abundante liquidez disponible, se siguen comprimiendo los spreads que paga la deuda de los países en desarrollo», explicó un informe del área de estudios económicos del Banco Ciudad.

Las provincias llevan emitido en lo que va del año un total de u$s 5.850 millones, y los privados otros u$s4.300 millones. Si a esto se suman las colocaciones que realizó el Estado nacional por u$s16.500 millones en abril y u$s2.750 millones en junio, la captación total de fondos en los mercados internacionales de crédito se acerca a los u$s30.000 millones en lo que va de 2016.

«En un marco internacional que continúa presentándose favorable, se siguen sumando colocaciones de provincias y empresas en el exterior que contribuyen a alimentar la oferta de dólares en el mercado local de cambios», completó el informe del Ciudad. En este sentido, el riesgo-país de los emergentes (índice EMBI+) alcanzó esta semana, con 349 puntos, un mínimo no observado desde noviembre de 2014. y la prima de riesgo de los títulos argentinos acompañó y lideró esta tendencia, ubicándose en un mínimo desde la salida del default, que resulta a su vez el nivel más bajo desde comienzos de 2011. A la emisión que realizó Chubut a mediados de Julio por u$s 650 millones, se sumó esta última semana la provincia de Chaco, gobernada por Domingo Peppo, con un título por u$s250 millones.

«Con semejante afluencia de dólares financieros, no es casual que sobren divisas y que persista la tendencia a la apreciacióndel peso. A esto hay que sumar las emisiones de deuda soberana, y también aportes por los canales de la inversión directa y de portfolio. El retraso cambiario llegó para quedarse», comentó el economista Federico Muñoz.

En este contexto, el BCRA introdujo esta semana una serie de modificaciones en las normas que rigen el mercado de cambios, apuntando, por un lado, a simplificar la operatoria y reducir costos operativos, como forma de ayudar al desarrollo del sector financiero y facilitar las actividades productivas vinculadas a los mercados internacionales, pero al mismo tiempo buscando darle algo más de aire a la demanda de divisas y morigerar las presiones a la baja del tipo de cambio. Entre ellas, por ejemplo: la derogación de los topes vigentes para la compra de divisas, la simplificación de los requerimientos de documentación y la quita de restricciones a la realización de operaciones de derivados con el exterior, facilitando en este último caso la cobertura de riesgos a muchas compañías, en especial pymes. «Con estos cambios, el BCRA busca no solo ajustarse a la evolución actual del mercado de cambios, sino también anticiparse a una dinámica futura en la que comenzaría a cobrar mayor protagonismo el flujo de dólares provenientes del blanqueo, el cual se espera alcance un grado de adhesión importante», agregaron en el Ciudad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here