La Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción al proyecto de ley de Nélida Negri (PJ), por el cual se establece un marco regulatorio de la edición de libros y promoción de la lectura, priorizando los autores mendocinos.

El objetivo es contribuir a la difusión de nuestra cultura, fortaleciendo la pluralidad territorial y la identidad provincial.

Además, se declara de interés provincial el Fomento y Producción de Libros, en soporte papel y digital, “ya que el mismo significa un aporte efectivo a la ampliación de la base cultural de la Provincia y al fortalecimiento de un área estratégica para la cultura de Mendoza, a la difusión del conocimiento y el arte”.

Asimismo, se adhiere a la Ley Nacional del Libro y la Lectura – 25.446 – y se crea un Consejo Asesor cuyas funciones serán, entre otras, la de asesorar a la Secretaría de Cultura de Mendoza en la ejecución de esta ley, así como en la elaboración de propuestas vinculadas a una política integral del libro y la lectura, que incluya libros, fascículos e impresos similares, cualquiera sea su género y soporte.

También, elevar propuestas de coordinación y cooperación entre el Estado provincial  y el sector privado vinculado a la temática, y asesorar y proponer políticas para estimular y fortalecer el trabajo de los autores mendocinos.

Por otra parte, se crea el Fondo Provincial del Libro, como “instrumento destinado exclusivamente a la Producción de Libros y el fomento a la Lectura. Dicho fondo tendrá una asignación presupuestaria del uno por ciento del presupuesto asignado a la Secretaría de Cultura de la Provincia o al organismo que lo reemplace”.

La administración del Fondo proveerá los recursos necesarios para atender la edición de los proyectos presentados y seleccionados.

En la media sanción, se dispone que la Secretaría de Cultura promoverá la formación de hábitos de lectura mediante campañas educativas e informativas; la organización de concursos literarios, exposiciones y ferias en el orden regional, provincial, municipal y del MERCOSUR; generará la modernización de todos los centros bibliográficos y adoptará toda medida conducente a la democratización del acceso al libro y la lectura.

En otro orden, se contemplan sanciones para quienes utilicen indebidamente o abusen ilegalmente de los estímulos previstos.

Según destaca la autora de esta iniciativa, la finalidad es “por un lado, reconocer a los autores que en los distintos departamentos de la provincia se esfuerzan por mantener viva la producción cultural local, esfuerzo frecuentemente poco valorado desde los ámbitos públicos y privados”.

“Por otro lado, incrementar la posibilidad de acceso por parte de la ciudadanía a contenidos culturales portadores de identidad y valores nacionales y locales”, indica Negri en los fundamentos del proyecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here