El ex jugador del Benfica, que firmó hace poco más de dos semanas con la Casa Blanca, parece no ser del agrado del presidente Florentino Pérez, quien pagó por él 22 millones de euros.

Los medios de Barcelona informan que al mandatario del Madrid no le agradan los jugadores de bajo perfil, y que accedió a comprar al ex Benfica por la mera insistencia del entrenador José Mourinho, quien estaba deseoso de tenerlo en el plantel.

“Hasta el momento, José Mourinho ha dirigido el tema de las incorporaciones, pero el técnico portugués ya sabe que, a partir de ahora, deberán llegar jugadores que aporten cosas en el campo, pero que también lo hagan para el merchandising blanco. Di María, como Higuaín, no le gustan a Florentino porque su perfil bajo no encaja en su filosofía de tener a los jugadores más mediáticos del mundo”, comentarios como éste, son algunas de las cosas que figuran en los medios por estos días.

Mientras tanto, y luego de finalizadas las vacaciones post Mundial, el rosarino se incorporó ayer  a los entrenamientos del Madrid , que empezó la era Mourinho con el anhelo de lograr destronar al Barcelona, campeón reinante absoluto.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here