No me tengo que volver loco, el gol va a llegar solo

Diego Buonanotte tiene bien presente que su último gol fue hace casi medio año: el 23 de octubre de 2010, en el 1 a 1 frente a Racing del torneo anterior. Después, entre actuaciones más bien pobres y escasas presencias por su bajo rendimiento, el Enano casi no tuvo pista . Lo puso poco Angel Cappa y lo puso poco Juan José López, quien recién ahora parece querer confiarle la titularidad: ya jugó de entrada en las últimas dos fechas, ante Quilmes y Banfield, y también lo hará el domingo frente a Gimnasia, en La Plata. Buonanotte también sabe que está lejos de su mejor nivel, aquel que le permitió anotar nueve tantos y ser el goleador del equipo en el último título celebrado por River, el Clausura 2008. Pero también afirma ante Clarín que “de a poco” se va “sintiendo cada vez mejor”.

¿Eso tiene que ver con que estás empezando a tener continuidad? El hecho de jugar te hace ir sintiendo cómodo. La titularidad y los minutos de juego me van dando confianza. Aunque uno a veces quiere jugar hasta el final.

La última frase no es azarosa. Ante Quilmes, Jota Jota lo sacó a los 20 minutos del segundo tiempo y en su lugar entró Roberto Pereyra. Y frente a Banfield ocurrió algo parecido: cuando quedaban 18 minutos, el que lo reemplazó fue Leandro Caruso. Después del partido, mitad en broma y mitad en serio, Buonanotte le dijo alNegro López que no lo saque “tan rápido”.

Jota Jota sólo sonrió. Diego lleva jugados 233 minutos en este Clausura: entró en 7 de los 9 partidos (faltó con Tigre y Arsenal).

Tu último gol fue hace casi seis meses. ¿Estás ansioso por volver a convertir? Y, sí, para uno que juega de delantero el gol siempre es importante. Y cuando no la metés, te ponés un poco nervioso. Igualmente, no me tengo que volver loco porque el gol va a llegar solo. Van dos partidos desde que volví a ser titular y no los jugué enteros. No me tengo que desesperar.

Es curioso, pero el domingo será tu segundo partido como compañero de Pavone en el ataque. Jugaron muy poco juntos.

Es cierto. Además del partido contra Banfield, también jugamos juntos en el verano contra Boca. Nos tenemos que acostumbrar a jugar juntos. No es fácil entenderte de un día para el otro. Por eso trato de ver por televisión sus movimientos, de seguir de cerca cómo se mueve. Y en los partidos que me tocó salir, lo seguí atentamente desde el banco.

Buonanotte es un ferviente consumidor de fútbol. Le gusta ver, analizar, elegir movimientos para tratar de imitar. Si hasta podría decirse que, aun con 22 años (el martes cumplirá los 23), tiene cabeza de técnico .

¿A quién elegirías como el jugador más importante del plantel? Uno no, elijo a dos. Juan Pablo (Carrizo), porque hubo partidos que ganamos gracias a él y porque saca pelotas de otro planeta. Y Matías (Almeyda), porque es el emblema y el corazón del equipo, y un fenómeno en todo aspecto. Pero al margen de ellos dos, estamos bien en general.

¿Qué opinás de Erik Lamela? Está pasando un buen momento. Cuando juega por afuera y desborda a los defensores, no lo pueden parar. Y eso es muy bueno porque marca diferencias.

¿El título es una utopía? El título es algo posible, pero tenemos un solo objetivo en mente y no nos tenemos que desviar de eso. La prioridad es sumar para salir de la situación complicada. Para lo otro, después se verá.