La empresa finlandesa Posiva ha desarrollado una intensa investigación tendiente a poner en marcha un nuevo sistema para la eliminación de residuos nucleares. En 2012, el gobierno de Finlandia analizará las instalaciones desarrolladas por la firma y decidirá la implantación del primer depósito en profundidad y de carácter permanente destinado a almacenar desechos nucleares. Según la firma mencionada, es posible garantizar que los residuos se mantendrán resguardados durante los próximos 100.000 años.

Una firma finlandesa ha desarrollado un nuevo sistema para eliminar residuos nucleares, que desembocaría en la puesta en marcha en 2012 del primer depósito profundo y permanente destinado al almacenamiento de este tipo de desechos. Los residuos podrían mantenerse allí durante los próximos 100.000 años, de acuerdo a lo estimado por los especialistas de la empresa Posiva, encargada del proyecto.

El lugar donde se desarrolla esta investigación, que podría desembocar en una revolucionaria estrategia de eliminación de desechos nucleares, es la isla de Olkiluoto, donde se ubica la Olkiluoto Nuclear Power Plant. En una zona boscosa y rica desde los recursos naturales se están construyendo los túneles subterráneos que albergarían todos los desechos nucleares producidos en Finlandia.

Posiva, la empresa finlandesa encargada de la construcción del depósito subterráneo de residuos nucleares en Olkiluoto, dice disponer de un sistema capaz de mantener resguardados a estos residuos durante 100 000 años, sin que provoquen ningún tipo de pasivo ambiental durante ese tiempo.

Recipientes de cobre especialmente desarrollados por Posiva y con diseño escandinavo permitirán aislar los residuos en una caverna subterránea impermeable. De acuerdo a los responsables de esta investigación, el incremento en los caudales de los cursos de agua, los terremotos, los microbios y cualquier otro agente externo no podrán minar el sistema diseñado.

Un tema crucial

El gobierno finlandés deberá decidir en 2012 si la investigación y la infraestructura desarrolladas por Posiva son realmente efectivas y garantizan el correspondiente nivel de seguridad. En caso positivo, se crearía el primer depósito subterráneo de carácter permanente destinado a almacenar residuos nucleares.

La investigación fue difundida mediante un artículo del sitio especializado IEEE Spectrum, y además la empresa Posiva publicó un resumen del trabajo en su web. A pesar de lo novedoso del sistema, muchos especialistas creen que el almacenamiento prometido por la firma finlandesa es imposible de concretar en la práctica.

Solamente en Finlandia se estima que el nuevo sitio de depósito recibiría 5.500 toneladas métricas de residuos nucleares. Sin embargo, la utilidad de un sistema de este tipo y la comprobación de su efectividad en cuanto a la eliminación de pasivos ambientales podrían tener impacto mundial, ya que en todo el planeta existen más de 270.000 toneladas métricas de residuos nucleares sin destino final.

El sistema empleado actualmente para la disposición de estos desechos deja mucho que desear desde el punto de vista ambiental, ya que los residuos emiten niveles dañinos de radioactividad durante miles de años y los barriles donde se almacenan tienen una duración máxima de un par de cientos de años. En consecuencia, la cuestión de la eliminación de los desechos nucleares es un tema crucial para el futuro de la humanidad, así como también para un posible desarrollo de este tipo de energía.
Olkiluoto Nuclear Power Plant, el lugar donde se podría poner a prueba el nuevo sistema. La falta de una opción permanente y segura para el almacenamiento y eliminación de los desechos nucleares es uno de los mayores problemas que enfrenta la industria global de energía nuclear, que se ha estancado por esta razón desde hace varias décadas, y que en los últimos años parece comenzar a vivir un resurgimiento.

Hace algún tiempo, casi todos los países que disponen de plantas de energía nuclear estaban considerando la creación de algún tipo de depósito permanente para los desechos, pero sin embargo el freno que vivió la industria congeló en la fase de proyecto a todos estos emprendimientos. Sin embargo, las preocupaciones sobre el cambio climático y el declive de las reservas de hidrocarburos han reavivado las perspectivas de crecimiento futuro de la energía nuclear.

El proyecto en Onkalo desarrollado por la firma Posiva tendrá un costo estimado de 4,5 mil millones de dólares, previéndose la construcción de 5.000 metros de túneles y pozos e incluyendo la excavación de más de 100 000 metros cúbicos de roca. Asimismo, se recogerán muestras de rocas de 53 pozos profundos.

Durante los próximos años, Posiva intentará demostrar al gobierno finlandés que sus recipientes de cobre y las cámaras profundas podrán contener los residuos radiactivos sin importar lo que suceda en Finlandia. Si la firma tiene éxito, el repositorio se habilitará a nivel comercial en 2020.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here