La crisis de la Eurozona ha llevado el desempleo a valores históricos.

En medio de duros programas de ajuste, su Producto Interior Bruto (PIB) registró una caída de 0,7% durante el cuarto trimestre de 2011. En el período anterior, el volumen de su economía había descendido 0,2 puntos

El país presidido por Mario Monti se sometió a un drástico plan de ajuste a fines de 2011 y registró un crecimiento de 0,4%, según las primeras estimaciones publicadas este miércoles por el Instituto de Estadísticas italiano (ISTAT).

El retroceso de la tercera economía de la eurozona en el cuarto trimestre fue superior a los pronósticos de los economistas, que preveían una caída de 0,4% del PIB según la agencia Dow Jones Newswire.

Por su parte, la economía de Alemania se contrajo en el último trimestre de 2011 al reducirse su PIB un 0,2% frente al trimestre anterior, según anunció este miércoles la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

La contracción, que había sido vaticinada por expertos de todos los institutos de estudios económicos, fue, sin embargo, menor de lo esperada, señalaron los técnicos del instituto público con sede en Wiesbaden, en el centro del país.

Pero no todas fueron malas para los grandes países del Viejo Continente, ya que la economía francesa creció 0,2% en el cuatro trimestre del año pasado con respecto a los tres meses anteriores, cuando se expandió un 0,3 por ciento. Esto le permitió cerrar 2011 con un crecimiento del 1,7%, tres décimas por encima de 2010, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística francés (Insee).

No obstante, el consumo de los hogares franceses registró una ligera desaceleración en el último trimestre (+0,2% frente al +0,3%), mientras que la formación de capital fijo se aceleró (+0,9% frente a +0,2%). Asimismo, el comercio exterior tuvo una contribución positiva de siete décimas, frente al 0,1% del tercer trimestre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here