Así reflejan algunos medios colegas de Alvear los incidentes del lunes.

El pasado lunes, en un partido que se disputó por las semifinales del Torneo de Verano 2012 en el distrito de Bowen, se registraron algunos incidentes entre jugadores y padres de la 5ª división de un equipo sanrafaelino con el árbitro y un par de policías que estaban en el lugar para prevenir este tipo de hecho. Denunciaron que falsearon el nombre del equipo sanrafaelino Pilares, a quien algunos medios colegas del vecino departamento atribuyen los incidentes.

«Miguel Valenzuela quien estuvo trabajando con nosotros durante octubre y noviembre del año pasado y después no trabajó más con nosotros y este año el quería trabajar, pero estábamos viendo y el me pidió a mi poder ir a ese campeonato en nombre de Pilares y que le prestara la remera a lo que yo dije que no porque no teníamos la autorización para hacer eso y yo le pregunté con que nombre había entrado y me dijo con el nombre de Deportivo Argentino y tenía la remera de Deportivo», puntualizó el director técnico de Pilares, Daniel Bini.

Consultado por ALSURinforma.com sobre si el equipo sanrafaelino participó o no del torneo, Bini aseveró: «Pilares no participó para nada en este torneo. Este chico (Valenzuela) armó el un equipo y el me pidió autorizar el nombre de Pilares, pero yo no lo autorizé y ninguno de los jugadores que ha jugado en ese campeonato es de Pilares y tiene que quedar bien en claro que de parte de la dirigencia no hubo ningún tipo de autorización».

El hecho

El día lunes en el partido de la semifinal que se disputó entre un supuesto equipo de Pilares y el equipo 10 de Septiembre  de General Alvear, los jugadores que supuestamente representaban al equipo sanrafaelino agarraron a patadas y trompadas al árbitro y a dos efectivos policiales que se encontraban en la cancha de Bowen.

Los incidentes se declararon luego de empatar ambos equipos en el tiempo reglamentario, por lo que fueron a la definición por penales,instancia que ganaron los alvearenses lo que provocó el descontento de los chicos sanrafaelinos que se fueron contra el árbitro y empezaron a recriminarle algunas deciciones, pegándole algunas patadas.

Dos efectivos policiales que se encontraban en la cancha, intentaron poner orden y fue cuando algunos padres ingresaron al campo y agredieron al árbitro, a los policías y a los organizadores del evento, ninguno de los cuales, radicó una denuncia formal por el hecho, según confirmó el jefe de esa dependencia Pablo Domínguez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here