Cuatro individuos de nacionalidad china fueron detenidos en Zimbabue, acusados de crueldad animal, después de ser descubiertos en posesión de 13 tortugas de la especie «Kinixys belliana», cuyo número ha disminuido en los últimos años, 40 caparazones y carne de tortuga.

La Sociedad Zimbabuense de Prevención de la Crueldad Animal (ZNSPCA, por sus siglas en inglés) denunció hoy, en un comunicado, que los chinos arrestados planeaban hervir vivos los animales y comérselos.

«Testimonios escritos de miembros de la comunidad (del distrito de Bikita, en el este del país) indicaron que las tortugas eran sumergidas vivas en agua hirviendo para separar el caparazón de la carne», apuntó el texto de la ZNSPCA.

«La extrema crueldad de estas acciones son una clara violación de la Ley de Bienestar Animal», agregó el grupo defensor de los derechos de los animales, al tiempo que indicó que el número de «Kinixys bellianas» en libertad «se ha reducido de manera significativa en los últimos años».

La detención se produjo cuando varios guardabosques iniciaron una redada en los hogares provisionales que los arrestados tenían en Bikita.

Zhang Hong Yuan, Chen Caijian, Lin Guibin y Shi Jiahua trabajaban erigiendo postes de telefonía para una compañía local de manera ilegal, por lo que ahora podrían ser deportados.

La «Kinixys belliana» es una de las especies citadas en la Convención Internacional de Comercio de Especies Amenazadas, que recoge, entre otros, los tipos de animales que podrían pasar a estar en riesgo de extinción si su comercio no se regula.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here