El Ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, sostuvo «que no es ético que Julio Cobos siga en el cargo de vicepresidente de la Nación y al mismo tiempo lidere la oposición política al gobierno», en declaraciones formuladas ayer a Radio Nacional.

Alak denunció que «sólo lo puede hacer con el respaldo de los sectores de poder más concentrados y por la complicidad e intrigas de la oposición».

Y se interrogó: ¿Dónde ha quedado la proclamada ética radical, de este partido centenario, cuando promueve de forma escandalosa la deslealtad de Cobos contra el gobierno?»

«Esta actitud es un acto de altísima gravedad institucional que debilita al sistema democrático. Es un caso insólito en la historia constitucional argentina. Si uno investiga, no hay ningún antecedente nacional en 200 años de historia y tampoco hay registros de una de situación similar en el mundo», afirmó.

Sostuvo que «Cobos ha defraudado a millones de argentinos que lo votamos porque creímos en su juramento efectuado en Mendoza, cuando ante más de 100 mil argentinos, se comprometió a acompañar con lealtad al proyecto nacional que lidera la Presidenta».

Recordó que «la Constitución establece que el vicepresidente integra el Poder Ejecutivo Nacional y cumple funciones en su representación en el Senado. Cobos hace exactamente lo contrario y por eso se ha convertido el paradigma de la deslealtad política».

Por último, enfatizó que «la mejor doctrina constitucional ha establecido, históricamente, que el Presidente y el Vicepresidente constituyen una fórmula y una unión inseparable, pensamiento que Cobos viola deliberadamente».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here