La madre y el padrastro de Estefanía Heit aseguraron que la periodista de Coronel Suárez, acusada de secuestrar y abusar durante tres meses a Sonia Marisol Molina, pertenece a una secta y responsabilizaron a su pareja, el presunto pastor Juan Olivera.

«Al principio participé de la secta, pero después me di cuenta que Olivera mentía y me traté de alejar», explicó la mamá de la periodista. «Cuando me enteré de la noticia me quería morir, no lo podía creer», agregó. También Luis, padrastro de Heit, apuntó a Olivera, a quien acusó de «lavarle la cabeza» a su hijastra.

Olga, por su parte, explicó que Olivera les decía que tenían que alejarse de determinadas personas «porque tenían el diablo» y detalló que hace tres años que no dialogaba con su hija. «No quería ver a sus amigas ni a sus sobrinos», reveló.

Heit y su marido están acusados de secuestrar, golpear y someter sexualmente a Molina, quien estuvo cautiva durante tres meses en la casa de ellos y el lunes logró huir. Ahora, la víctima se recupera lentamente de un cuadro de desnutrición.

“La mujer se salvó por un milagro, en dos días más fallecía porque estaba en un estado grave», aseguró esta mañana el intendente de Coronel Suárez, Ricardo Moccero, quien ayer escuchó de voz de Molina lo que fue una verdadera pesadilla. «Hicieron que la mujer abusada venda su casa. La violaron en reiteradas oportunidades y la quemaban con cigarrillo», agregó.

El caso conmueve a todo el país, pero sobre todo conmociona a Coronel Suárez, la ciudad en donde creían conocerla. «La periodista me hizo una nota el 6 de noviembre y parecía una buena persona», relató esta mañana el alcalde en declaraciones a Radio América, y consideró que Heit «es una psicópata».

La pareja fue detenida. Ella, ayer y él se entregó esta madrugada. De ser encontrados responsables del secuestro, tortura y abuso sexual, podrían recibir penas de hasta 20 años de prisión.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here