Está atrapado a 700 metros de profundidad junto a 32 compañeros desde el 5 de agosto pasado

Uno de los 33 mineros que llevan más de un mes atrapados a 700 metros de profundidad pidió que le hicieran llegar la grabación del nacimiento de su hija, que está programado para dentro de una semana en una clínica de Copiapó.

Ariel Ticona lleva 40 días encerrado en las profundidades de la mina San José, en Copiapó, al norte de Chile, por lo que se perderá la experiencia única de estar presente en el nacimiento de su primera hija junto a su pareja, Elizabeth. Por eso, el hombre pidió que le mandaran el parto por video.

Mientras continúan en funcionamiento dos planes paralelos para rescatar a los 33 mineros varados desde el 5 de agosto, los rescatistas trabajan para hacer llegar la cinta a Ticona, que se convertirá en padre este martes a las 20, según informó su hermana.

«Está todo bien, Elizabeth está un poco impaciente, pero tranquila», aclaró Verónica Ticona a los medios. El nacimiento será por medio de una cesárea que ya está programada para realizarse en un centro médico de Copiapó, la localidad más cercana a la mina.

En tanto, las dos máquinas excavadoras que se dirigían al refugio donde están los 33 hombres se encuentran detenidas. La Schramm T-130 quedó varada a 268 metros de profundidad porque se rompió su martillo al chocar con un fierro de la estructura de la mina y la Raisebore Strata 950 paró a los 256 metros para tareas de mantenimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here