Mendoza es una región de gran potencial para el engorde y terminación de animales.

Muchos ya se han dado cuenta, que el futuro de la ganadería argentina se encuentra fuera de las áreas que tradicionalmente se dedicaron a ella y es aquí, donde Mendoza adquiere un papel preponderante. Dentro de los proyectos, el Centro Provincial de Mejoramiento Genético y una planta pelletizadora son los próximos avances.

 

El sector privado, el Iscamen y la Coprosamen, trabajan desde algo más de cuatro años en dos proyectos que revisten fundamental importancia para la ganadería mendocina, esto es el centro genético y una planta pelletizadora, esta última, de forrajes y sub productos de la industria mendocina provenientes de los residuos del alimento que se prepara para la cría de Moscas del Mediterráneo, que esterilizadas son sembradas en toda la provincia para controlar la plaga.

El Plan Vaca y el Plan Toro, son dos de las herramientas puestas en marcha para mejorar la ganadería mendocina.

“Actualmente se obtienen alrededor de 4500 kilos/día (residuos) que luego de ser sometidos a estrictos controles, son utilizados para la alimentación de animales, habiéndose obtenido muy buenos resultados”, puntualiza el Dr Víctor Abraham, presidente de la Fundación Coprosamen.

“Dentro de las alternativas, también se ha contemplado la utilización de orujo de uva que complementado con la incorporación de maíz y alfalfa, puede constituirse en una interesante alternativa para el destete de los terneros”.

En cuanto el Centro Provincial de Mejoramiento Genético, este se ubicaría en el predio aledaño a la bioplanta que posee el ISCAMEN en el departamento de Santa Rosa, mientras que en la zona de Colonia Española (Cuadro Nacional), se proyecta también una Plataforma Forrajera.

 

Notas Relacionadas:

Mendoza avanza para mejorar su ganadería

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here