El tribunal que tiene a su cargo el juicio por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce expulsó de la sala de audiencias al ahijado del viudo Carlos Carrascosa por mirar de manera provocativa a uno de los abogados de la masajista Beatriz Michelini.

La expulsión se produjo a pedido del abogado Roberto Ribas, uno de los defensores de la imputada Michelini, quien aseguró que el joven había divulgado que los letrados de la masajista habían guiado la declaración de un vigilador, al tiemo que provocó a través de sus miradas al otro defensor de la mujer, Eduardo Ludueña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here