Japón, que llevaba cuatro caídas consecutivas en Mundiales, se impuso 1-0 ante Camerún. Fue además el primer triunfo fuera de su país en Copas del Mundo. Como el sábado Corea venció a Grecia, es la segunda victoria de seleccionados asiáticos en igual cantidad de presentaciones en Sudáfrica.

Japón dio el golpe en Sudáfrica. Porque superó por 1-0 a Camerún, uno de los equipos más fuertes de Africa, y porque consiguió su primera victoria en un Mundial fuera de Asia. El único gol del encuentro lo anotó Keisuke Honda, volante del CSKA de Moscú, a los 39 minutos del primer tiempo. Con este triunfo, los japoneses lideran el grupo E junto con Holanda, que más temprano venció por 2-0 a Dinamarca.

El partido tuvo la misma sintonía que la mayoría de los partidos de esta pálida Copa del Mundo. Mucha especulación, poco juego, casi nada de emoción. Japón fue de menor a mayor. En los primeros minutos mantuvo el orden defensivo y casi no dejo participar del juego a la estrella de Camerún, Samuel Eto’o. El primer objetivo, estaba cumplido.

¿Qué hizo Camerún para llegar con peligro? Poco y nada. Apenas insinuó con los laterales: Benoit Assou-Ekotto por izquierda y Stephane Mbia por derecha. Recién a los 35 minutos se produjo el primer tiro al arco. Un disparo suave de Enoh que Kawashima contuvo sin problemas.

Y cuando parecía que los africanos estaban mejor, llegó el gol de Japón.Fue una avivada de Honda, que apareció por el segundo palo y definió ante la salida del arquero tras un buen centro de Matsui.

En la segunda parte, creció la emoción. Eto’o participó más y mejoró Camerún. El punta del Inter se lo sirvió a Choupo Moting, que falló en la puntada final. Japón se dedicó a correr y correr. A aguantar la diferencia. Y casi estira el marcador a seis del final, cuando el ingresado Shinji Okazaki le apuntó al palo derecho de Souleymanou.

Sin embargo, las últimas fueron para Camerún. A los 41, Stephane Mbia remató de media distancia y la pelota dio en el vértice del poste y del travesaño ante un indefenso Kawashima. Luego, el arquero abortó otra situación tras un gran desborde de Geremi. Así, con mucho orden y prolijidad, Japón sumó tres puntos de oro. Los asiáticos se enfrentarán a Holanda el 19 de junio en Durban, mientras que Camerún buscará mantenerse con vida ante Dinamarca en Pretoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here