El líder libio emitió un mensaje de audio por la televisión estatal en el que aseguró que está bien y escondido en un lugar en el que no podrá ser alcanzado por las bombas de la OTAN. Las declaraciones del gobernante surgen tras serios rumores que indocaban que había sido herido.

Muammar Khadafi negó hoy estar herido y aseguró que se encuentra en un lugar en el que no podrá ser alcanzado por las bombas de la OTAN, a través de un mensaje de audio emitido por la televisión estatal libia, mientras los rebeldes buscan reconocimiento y apoyo en Estados Unidos.

«Estoy en un lugar en el cual no podrán alcanzarme», aseguró el líder libio y agregó: «Estoy diciendo a los cobardes cruzados que estoy en un puesto en el cual no podrán alcanzarme y matarme».

Las declaraciones del gobernante libio se conocen luego de que el ministro del Exterior italiano, Franco Frattini, dijo que eran creíbles los dichos del obispo católico de Trípoli, según el cual Khadafi había sido posiblemente herido y había huido de la capital libia.

Las especulaciones sobre la suerte de Khadafi empezaron tras el ataque de la OTAN de hace dos semanas en el que murieron su último hijo y tres de sus nietos. Entonces, algunas fuentes señalaban que era imposible que alguien hubiera salido ileso del ataque debido a los fuertes daños en el edificio en el que se suponía se encontraba el líder libio.

La televisión estatal libia mostró anoche imágenes de Khadafi, las primeras tras el feroz bombardeo de la OTAN. En ellas se podía ver a Khadafi en un encuentro con líderes tribales realizado en un hotel de la capital libia. Periodistas internacionales hospedados en el hotel confirmaron que algunas áreas estaban bloqueadas en la hora en cuestión, aunque no vieron al mandatario.

Aviones de combate de la OTAN realizaron también en los últimos días ataques contra objetivos en Trípoli, entre ellos contra edificios en los que podían haber estado miembros de la familia de Khadafi.

El mandato de Naciones Unidas para la intervención militar internacional permite las operaciones para proteger a la población civil, razón por la que Rusia criticó este viernes los ataques de la alianza.

La OTAN asegura los ataques contra civiles libios han descendido. Pero la agencia libia Jana informó hoy de la muerte de 16 clérigos en la ciudad de Al Brega por un ataque aéreo de la OTAN.

Pero según informó hoy la propia alianza, que asumió a comienzos de abril el comando de la misión, sus fuerzas bombardearon el día anterior un tanque y un lanzamisiles en esa región, informó la agencia de noticias DPA.

Por otra parte, el dirigente rebelde libio Mahmud Jibril será recibido hoy en la Casa Blanca, punto culminante de una visita a Estados Unidos con el propósito de pedir reconocimiento para los insurgentes de su país y financiamiento.

El jefe de la diplomacia del Consejo Nacional de Transición (CNT) libio sostendrá un encuentro con el consejero de seguridad nacional del presidente estadounidense Barack Obama, Tom Donilon.

Jibril, en Washington desde el miércoles, instó ayer a Estados Unidos a que reconozca el liderazgo opositor de su país, tal como lo hizo ya Francia, Italia y Qatar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here