La jefa de Estado añadió que «apostamos al trabajo rural. Ustedes, de manera diferente, también se están jugando para cambiar el país. También pidió «mirarnos como nación» al fustigar a los que «siempre tuvieron como eje modelos extraños que nunca tuvieron que ver con nosotros». Fue al encabezar un acto del Primer Encuentro Nacional de Jóvenes en la Agricultura Familiar.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó ayer que el gobierno puede «hablar de un proyecto de país» porque lo viene realizando desde el 25 de mayo de 2003, al hablar en el Primer Encuentro Nacional de Jóvenes en la Agricultura Familiar.

«Nosotros sí podemos contar nuestro proyecto de país porque lo estamos realizando», dijo y recordó una afirmación del ex presidente Carlos Menem -a quien no mencionó- según quien «si hubiera contado lo que iba a hacer seguramente nadie me hubiera votado».

Aseguró que el gobierno nacional cree en la «necesidad de desarrollar otra práctica política» que le permita por ejemplo pararse «ante jóvenes de todo el país, mirarlos de frente y decirles» lo hecho.

«La legitimidad de lo hecho, un proyecto nacional y popular, es lo que vale», dijo y criticó a «la confrontación de modelos que siempre miraron para afuera, modelos extraños».

La presidenta encabezó el acto en el Centro de Exposiciones de Costa Salguero y ante cientos de jóvenes agricultores expresó que ellos son «el futuro» y que por eso el gobierno «apuesta fuerte» a ellos.

«Estos jóvenes quieren hacer lo que saben y lo que quieren» expresó y destacó que el sector representa el 54 por ciento del trabajo rural y el 74 por ciento de la producción agrícola, lo que «asegura la provisión alimentaria de los argentinos».

Dijo que por eso el gobierno «apostará con mucha fuerza» al sector, con medidas como la entrega de más de 68 millones de pesos para 54 mil familias y el plan de financiamiento internacional de 30 millones de dólares, para capacitar, articular saberes y tecnologías a los pequeños y jóvenes productores.

«Son familias de pequeños predios pero con grandes saberes», señaló y dijo que «el país se reconoce en estos rostros de la Argentina profunda».

Dijo que los agricultores «trabajan todos los días, cualquiera sea la circunstancia nacional o internacional, y fueron ignorados durante décadas».

«Ahora no sólo será apoyada desde el Estado sino que también todos los sectores de la vida nacional deben comprender que los jóvenes agricultores son una de las claves para seguir trabajando y generando mejores condiciones de vida y producción», agregó.

Junto al secretario de Agricultura Carlos Cheppi, la mandataria analizó el fenómeno de migración de los jóvenes de áreas rurales a urbanas y destacó que quienes persisten «tienen la fuerza que teníamos nosotros cuando éramos más jóvenes y nos jugamos enteros por cambiar un país».

También aludió al legado del sacerdote Carlos Mugica, en cuyo homenaje se hizo la Fundación que agrupa a los jóvenes presentes.

Dijo que Mugica avanzó basado en el «amor, la democracia, el trabajo, la producción, convivencia, tolerancia y amistad» y marcó un camino para el país «de no violencia y sacrificio personal». «Es un ejemplo para todos y es la clave para seguir profundizando este modelo, que impulsamos desde 2003 y que quiere tener a todos de protagonistas».

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here