Este martes el Inter de Milán derrotó 2-1 a Marsella en su estadio por los octavos de final de vuelta (ida: 0-1) de la Liga de Campeones de Europa, no obstante no logró avanzar de ronda en la competición por el resultado en el partido de ida.

Para Inter anotaron el argentino Diego Milito (75’) y Giampaolo Pazzini (90+6’) de tiro penal, mientras que el empate provisional del Marsella la logró el brasileño Brandao (90+2’).

En el San Siro comenzó dominando el anfitrión, que atacó en profundidad, pero en dos ocasiones el arquero Steve Mandanda salvó goles prácticamente hechos, primero ante un disparo del holandés Wesley Sjneider y después ante un cabezazo del argentino.

Mandanda volvió a lucirse ante un tiro libre ejecutado por Sjneider sobre el final del primer tiempo. Así, los equipos se fueron a los vestuarios con los marselleses ya en cuartos de final.

Lo increíble fue que, comenzado el segundo tiempo, eran los pupilos de Didier Deschamps los que más ofendían, cuando los ‘nerazzurri’ necesitaban un gol de manera desesperada.

En el minuto 68, el serbio Dejan Stankovic, a pesar de meditar varios segundos ante el balón, lo envió por encima del travesaño en un tiro libre desde cerca del área mayor. Se notaba la falta de Sjneider para esta tarea.

Pero, cuando menos se esperaba, tras un par de rebotes en el área, Milito mandó la pelota al fondo de las redes del arco del eficaz Mandanda y puso 1-1 la serie cuando el reloj marcaba los 75 minutos.

Después, los lombardos insistieron pero sin precisión en el remate final y, en el Marsella entró el brasileño Brandao quien marcó el inesperado empate visitante en los descuentos (90+2). Y, a pesar de que Pazzini anotó un penal en el 90+6, tras falta de Mandanda, que le valió la expulsión, la clasificación fue para los franceses gracias al 1-0 de la ida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here