Lula llegó a Washington y pidió a las potencias que «solucionen la crisis sin echar culpas»

El presidente brasileño fue recibido por su par Barack Obaman en la Casa Blanca y mantuvieron un extenso diálogo. El líder del PT le dijo que Estados Unidos tiene una «histórica oportunidd para mejorar las relaciones» con América Latina. Además, conversaron sobre la posibilidad de reabrir las negociaciones de la ronda de Doha.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, propuso hoy que los líderes que participen de la cumbre del G20 en Londres para enfrentar la crisis mundial, se dediquen a «encontrar una solución a la crisis» económica y «no perder el tiempo echando culpas».

Tras un extenso encuentro con su colega estadounidense, Barack Obama, Lula sostuvo que «restablecer el crédito en el mundo, y la confianza de las poblaciones» son los «elementos claves» para lograr la reactivación, informó la agencia noticiosa italiana ANSA.

El mandatario agregó que la crisis es «complicada», pero también una «oportunidad extraordinaria para demostrar a quiénes nos eligieron que somos capaces de afrontar asuntos graves».

Luiz Inacio Lula da Silva dijo que el mandatario norteamericano tiene «una oportunidad histórica para mejorar las relaciones» de su país «con América Latina y Africa».

Lula también le pidió a Obama que haga un esfuerzo para reabrir las negociaciones de la ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para levantar barreras al comercio internacional, informó la agencia noticiosa italiana ANSA.

El presidente de Brasil, Luiz Lula da Silva, arribó hoy a Washington donde tenía previsto entrevistarse con su par estadounidense, Barack Obama, para dialogar acerca de la crisis financiera mundial y la próxima reunión del G20 en Londres.

Además, durante la mañana estadounidense, el mandatario brasileño se reunió con el jefe de la central sindical estadounidense AFL-CIO, John Sweeney, informó la agencia de noticias italiana Ansa. Sweeney dijo que con Lula hablaron de «la economía global y otros asuntos relacionados, fue una conversación muy positiva».

«Hablamos de trabajo, de la economía y de los preparativos para la cumbre del G20» de abril en Londres, añadió el sindicalista.

(Telam)