La policía cree que se trató de un aborto clandestino y que el feto fue arrojado en el lugar para despistar.

Un macabro hallazgo realizado en calle Sargento Cabral trascendió este martes, mientras la justicia investiga un aborto clandestino. Una vecina del lugar encontró a su perro hurgando en una bolsa que contenía un feto de 4 meses.

La policía investiga un macabro hallazgo realizado el día de ayer por una vecina de calle Sargento Cabral quien salió a la vereda tras percibir un nauseabundo olor que provenia de la calle. Allí y frente a su puerta se encontró con que su perro manipulaba una bolsa que contenía un feto decapitado de unos cuatro meses en avanzado estado de descomposición.

La mujer de inmediato dió aviso a la policía, mientras trataba de reponerse de la traumática situación. Los investigadores apuntan a que el origen del feto es un aborto clandestino, labrando las actuaciones la Comisaría 8ª.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here