bachelet_235p160608Tras votar esta mañana en una escuela santiaguina, la presidenta dio por descontado que habrá segunda vuelta para elegir a su sucesor, y afirmó que esta elección en «un ejemplo de tranquilidad, normalidad y transparencia que hacen de Chile un país muy respetado».

En tanto, el candidato presidencial por la derecha, Sebastián Piñera, fue el primero de los cuatro aspirantes a la jefatura política del país en presentarse a sufragar, y luego dirigió un mensaje de saludo y agradecimiento a sus seguidores.

La mandataria Bachelet llegó caminando desde su casa al Liceo Verbo Divino -el colegio donde estudio Sebastián Piñera- en la acomodada comuna de Las Condes, y entre aplausos y saludos se dirigió a la mesa 103 acompañada por su madre Ángela Jeria.

Tras emitir su voto, la presidenta rescató la normalidad con la que se están desarrollando los comicios, lo que minutos después -a las 10 en punto- confirmó el subsecretario de Interior Patricio Rosende, quien dijo que de las 34.348 mesas habilitadas, 33.905 ya estaban instaladas (98,71 por ciento).

«Hoy se esta iniciando una jornada cívica más en nuestro país, en tranquilidad, en orden» destacó Bachelet ante la prensa y expresó que esta es «la elección 26 desde 1989, que han sido un ejemplo de tranquilidad, normalidad y transparencia. La jornada de hoy no va a ser distinta».

Convocó a los ciudadanos a que «vayan temprano a votar pensando en que va a ser un día muy caluroso», y sorprendió cuando dio por seguro un balotaje para definir a su sucesor: «Todos sabemos que va a haber una segunda vuelta, esta es la primera. Pero seguramente tendremos una segunda jornada en lo que todo va a funcionar como siempre».

La elección presidencial sólo se definirá en primera vuelta si alguno de los candidatos alcanza el 50 por ciento más un voto de los sufragios emitidos, algo que ninguna encuesta ha confirmado.

Con apenas minutos de diferencia, el candidato de la Alianza por el Cambio Sebastián Piñera emitió su voto en la mesa 126 del liceo Cervantes, de Santiago, acompañado por su esposa Cecilia Morel.

El favorito -según las encuestas- para alcanzar la primera minoría en los comicios de hoy cumplió con su deber cívico en medio de un gran revuelo generado por los medios de prensa que buscaban sus declaraciones.

Con una amplia sonrisa, Piñera se prestó para las fotos con la boleta de votación en mano, ingresó al cuarto secreto y tras marcar su candidato mostró en alto su pulgar entintado para completar el voto, un gesto característico en las costumbres políticas de Chile.

«Quiero agradecer el apoyo, el cariño que nos dieron millones de chilenos a lo largo del país. Estamos con una sensación de gratitud por el aliento, los gestos».

«Sentimos que hay millones y millones que han puesto sus esperanza de una vida mejor y a ellos les decimos que vienen tiempos mejores para Chile, muy especialmente para los que mas necesitan un buen gobierno», enfatizó a la salida del local de votación.

Pasadas las 10, también emitió su voto el candidato de la izquierda, Jorge Arrate, quien a pesar de que reiteró su llamado a «unir fuerzas para derrotar a la derecha», aseguró que no está dispuesto a darle «un cheque en blanco a nadie».

«Tenemos que discutir cuestiones programáticas, pero para eso esperaremos que termine esta jornada que puede ser histórica», en referencia a la buena elección que se espera de su sector.

Antes del mediodía se disponían a votar los candidatos de la Concertación, Eduardo Frei, y del Partido Independiente, Marco Enríquez-Ominami.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here