Según los datos relevados por la DEIE, el rubro que más descendió fue vivienda y servicios básicos. El acumulado desde abril es del 8,2%.

Facundo Biffi.
Facundo Biffi.

La decisión de la Suprema Corte de Justicia de retrotraer el cuadro tarifario de gas fue el motivo principal de la desaceleración inflacionaria que, durante agosto, se ubicó en -1,2% respecto del mes anterior.

En el informe mensual que publicó hoy la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas de Mendoza destacan que de no haberse producido este hecho, la variación en el nivel general hubiese sido del 0,5%.

Los tres rubros que más cayeron son: vivienda y servicios básicos (-14,0%), indumentaria (-1,6%) y transportes y comunicaciones (-0,6%).

“Entendemos que la incidencia está dada por la decisión de la Corte de frenar el aumento de las tarifas, en el primer caso; en la extensión de las liquidaciones de fin de temporada, respecto a la indumentaria y las promociones en servicios de conexión a internet, en el caso del rubro transporte y comunicaciones”, detalló Facundo Biffi, titular de la DEIE.

El informe elaborado por la Dirección -que depende del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía- indica además que rubro alimentos y bebidas “que venía subiendo en el orden del 6, 5 y 2%”, este mes se ubicó en un 0, 2% respecto a julio. En este sentido, el funcionario evaluó:

“Los precios no sólo no están subiendo sino que además están empezando a bajar”.

Dos claros ejemplos de esta aseveración son: los servicios de salud, que en julio midieron 6,4% y en agosto un 2,3%; mientras que esparcimiento descendió nueve puntos de un mes a otro.

Otras variaciones mensuales que componen el índice son: equipamiento del hogar (1,1%), Educación (3,5%) y Otros bienes y servicios (0,9%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here