Un chofer de colectivo sufrió hoy la amputación de un dedo al ser atacado por
delincuentes que lo asaltaron, mientras cumplía con un recorrido por las calles del distrito bonaerense de Florencio Varela.

Los jóvenes que viajaban en el colectivo sacaron un arma de fuego y un cuchillo para amenazar al chofer y exigirle que les facilitara la clave para abrir la máquina expendedora de boletos, donde se encontraban las monedas.

El chofer les dijo que no tenía acceso a la clave, por lo que los delincuentes lo atacaron salvajemente y le cortaron un dedo, según señalaron fuentes policiales y compañeros de trabajo de la víctima.

«Le cortaron toda la falange de un dedo. Los choferes no tenemos acceso a la expendedora. Solamente podemos cambiar los papeles. Además de atacarlo, le sacaron las zapatillas y todo lo que tenía», dijo un compañero del conductor agredido.
Una vez que los delincuentes se alejaron del colectivo, el chofer pidió ayuda por sus propios medios y fue llevado al Hospital de Quilmes.

Los choferes de la linea 354, que cubre un trayecto entre el barrio La Sirenita, de Florencio Varela, y Puente Uriburu, evaluaban la posibilidad de tomar medidas de fuerza para pedir seguridad a las autoridades policiales.

«Nuestro trayecto es peligroso, hemos tenido incidentes, pero este es el más grave», dijo otro de los choferes, en declaraciones a la prensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here