ciurcaEs pampaeana y estudia Psicología en Mendoza. El cadáver del niño -que nació vivo- fue enviado en dos partes: el cuerpo y la cabeza, a la localidad de Santa Isabel. La chica, de 19 años, fue detenida en Alvear

 

A la joven pampeana, estudiante de Psicología en Mendoza, que fue acusada de haber enviado un feto a su novio desde esta provincia a La Pampa por medio de una encomienda, se le complicó el panorama ayer por la mañana cuando la detuvieron en casa de unos familiares en una casa de General Alvear.

Sucede que de acuerdo con la necropsia practicada en el feto en cuestión, un médico de La Pampa indicó que el bebé habría nacido vivo y que fue degollado una vez que la chica lo tuvo.

De todos modos, lo tétrico no termina en el presunto homicidio, sino que al parecer, una vez muerto, alguien separó la cabeza del cuerpo del nene, puso las dos partes en sendas bolsas de nylon, y lo envió a la casa de quien sería el novio de esta chica.

Esa encomienda fue encontrada en un descampado de la localidad de Santa Isabel, La Pampa, el 8 de julio pasado. El cadáver seccionado estaba en el interior de la caja y el hombre que la encontró (con el cuerpo y la cabeza del recién nacido) lo entregó a la policía.

Rastreo

Los efectivos policiales pampeanos, a cargo de la pesquisa, hallaron en la caja de encomienda lo que se conoce como el número de traslado y también el lugar de dónde salió la caja y el destino.

«Una vez investigado eso, llegamos a la conclusión que la misma chica era la que había enviado la encomienda a la casa de su novio, quien después de ver eso, tiró la caja con el contenido y todo», indicó una fuente de la investigación.

Para los efectivos, el macabro envío tiene que ver con una suerte de mensaje que la chica le envió a su novio: «Algo tétrico, sí, pero no tenemos otra hipótesis válida, ya que si la finalidad de la chica hubiese sido sólo deshacerse del cadáver, lo podría haber hecho en Mendoza», explicó la misma fuente consultada.

En la Justicia de La Pampa, el caso inicialmente lo tomó el Sexto Juzgado de Instrucción y hacía referencia a la presencia de un feto. Pero con la novedad del médico, que indicó que el bebé habría nacido vivo, luego asesinado y finalmente su cadáver enviado en colectivo, se cae de maduro que el crimen se cometió en Mendoza y que el cuerpo apareció en La Pampa.

Según la necropsia, el pequeño tenía siete meses de gestación y era de sexo masculino. Además, se cree que habría nacido por un aborto inducido y fue seccionado cuando estaba con vida.

Al cabo de unas semanas de pesquisa, los investigadores dieron con la joven, una estudiante de Psicología residente en la calle Ayacucho de la Cuarta Sección de Ciudad.
El martes, los efectivos hicieron un allanamiento en esa casa, pero no encontraron a la chica. En cambio, ayer por la mañana, a las 11.30, la joven fue encontrada en General Alvear, escondida en la vivienda de unos familiares.

La hipótesis que manejan los pesquisa es la de un «mensaje macabro» para una supuesta pareja a la que estaba dirigido. Aunque, por otra parte, cuando trascendió el hecho, se dijo que la muchacha envió el paquete para que su novio lo escondiera.

El ministro de Seguridad Carlos Ciurca informó los detalles del caso ayer y afirmó: «Estamos ante un homicidio porque el bebé nació por un aborto inducido y fue muerto en Mendoza».

Ciurca indicó que el caso pasó a la Fiscalía de Delitos Complejos y será la fiscal Claudia Ríos quien lleve adelante la investigación en conjunto al Sexto juzgado de Instrucción de la provincia de La Pampa.

Fuente: Los Andes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here