La Presidenta viaja a Ginebra para participar de la Asamblea de la OIT

Cristina será una de las principales oradoras en esa conferencia anual, ante empresarios, trabajadores y funcionarios gubernamentales de 130 países. Tomada, uno de los funcionarios que acompañará a la jefa de Estado, dijo que el Gobierno fue invitado para «contar la experiencia argentina» de los últimos años.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajará hoy Ginebra, Suiza, donde participará de la Asamblea de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), y disertará ante empresarios, trabajadores y funcionarios gubernamentales de 130 países que revistan como miembros activos de ese cuerpo.

La jefa de Estado será una de las principales oradoras en esa conferencia anual, junto a los presidentes de Francia, Nicolás Sarkozy y de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva; entre otras personalidades políticas, empresarias y gremiales.

Se aguarda con interés el discurso de la Presidenta ante el plenario, tras haber impulsado durante la cumbre progresista de abril último en Londres la propuesta para que la OIT forme parte de los debates del G-20, del mismo modo del que participa el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«En las últimas dos reuniones del G-20 hemos escuchado al FMI, al Banco Mundial y la ONU y creemos que una organización tan importante como la OIT debe estar presente, porque los trabajadores son los primeros que sufren esta crisis», argumentó Cristina Fernández de Kirchner durante ese encuentro en Gran Bretaña.

Como se sabe esa propuesta fue celebrada por los miembros de la OIT, y ahora le reservaron un lugar destacado en la agenda de la conferencia que se desarrollará en el país helvético entre el 15 y el 16 de junio.

También allí se pasará revista a los efectos de la crisis internacional en el mundo del trabajo y se intentará consensuar un complejo plan mundial para mantener las fuentes de empleo.

La Presidenta viajará acompañada por el canciller Jorge Taiana; el ministro de Trabajo, Carlos Tomada y otras autoridades nacionales.

Participarán además de la Asamblea el titular de la CGT, Hugo Moyano; el número dos de esa entidad sindical, Juan Belén y los dirigentes gremiales Omar Viviani (peones de taxis) y Héctor Daer (sanidad).

«Un bajo impacto» de la crisis internacional en Argentina

De cara a la reunión de la OIT, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, afirmó ayer que la crisis internacional tiene «un bajo impacto» en Argentina, aunque aceptó que disminuyó la dinámica de renovación de contratos laborales.

«Nosotros somos una referencia en términos de bajo impacto», declaró Tomada, pero advirtió que empezó a haber una «contracción del empleo por parte de las contrataciones», es decir que «no hay una renovación de contratos con la dinámica que había hasta el año pasado».

Tomada dijo ayer en declaraciones radiales que el gobierno fue invitado a ese debate para «contar la experiencia argentina» de los últimos años, tras la crisis del 2001.

«Hay mucho interés en la OIT porque ellos entienden que nosotros hemos trabajado no desde ahora, sino estos últimos cinco, seis años, en línea con sus postulados acerca del trabajo decente», explicó.

Para el ministro, Argentina fue «un claro ejemplo de cómo se produce un cambio en términos de ponerse sólida y colocar al empleo en el centro de las políticas».

«Desde marzo del 2003 el empleo estuvo en el centro de las políticas y eso significó que generáramos un crecimiento económico con creación de cuatro millones de puestos de trabajo», planteó.

En línea, destacó que a partir de la crisis financiera internacional el gobierno argentino «volvió a colocar el empleo en el centro de las políticas».

A su entender, eso permitió que haya «una preservación de las fuentes de trabajo que es visible» dado que en Argentina no se observan «los despidos colectivos que se ven todos los días en los diarios» de otros países.

«Acá hemos tenido una actitud responsable de importantes sectores empleadores; una acción del gobierno muy fuerte en defensa de esos puestos de trabajo y eso es lo que está reconociendo la OIT», remarcó Tomada.

(Telam)