Más de 40 empresas y productores mendocinos, participan de la Ronda de Negocios de Alimentos & Bebidas, Hotelería y Gastronomía que lleva adelante el Ministerio de Agroindustria a través del IDC (Instituto de Desarrollo Comercial). Para ello, 25 compradores de 12 provincias del país, han llegado a Mendoza para adquirir una amplia gama de productos como aceites de oliva, conservas de frutas y hortalizas, gourmet y delicatesen, amenities, línea blanca, especias y aromáticas, frutos secos y desecados, vinos, espumantes, acetos y vinagres, mobiliario, pastas, aceitunas y derivados, etc.

La actividad enmarcada en la Agencia Mendocina de Comercialización, organizada por el IDC (Instituto de Desarrollo Comercial), organismo dependiente del Ministerio de Agroindustria y Tecnología, tiene como objetivo “que el consumidor reciba en forma directa un producto sin intermediaciones. Lo que logramos de esta manera es mejorar la rentabilidad del productor o de la Pyme y mejorar el precio que todos pagamos a la hora de adquirir un producto”, remarcó el subsecretario de Industria y Tecnología, Martín Hinojosa.

Los compradores tienen un perfil muy definido, que se adapta a las necesidades y requerimientos de las empresas mendocinas. Restaurantes, distribuidoras, pooles de compras, supermercados de pequeñas superficies, hoteles, panificadoras, heladerías, centros de almaceneros y tiendas regionales son algunos de los rubros en los que los productos de Mendoza encontrarán destino.

Para esta ocasión los compradores provienen de Tierra del Fuego, Santa Cruz, San Juan, San Luis, Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Corrientes, Jujuy, Salta y Buenos Aires.

“Buscamos posicionar productos de la economía regional en mercados que carecen de aquello que puede ofrecer Mendoza. Con esto trabajamos de la mano con el tema de logística que se desarrolla a través de Belgrano Cargas. Tratando que las bocas que están en Buenos Aires, que pasan a través del tren, puedan utilizar esta herramienta que es fundamental”, destacó Hinojosa.

Y agregó que “el mercado interno es hoy una herramienta muy fuerte porque para el que recién empieza, ya que en esa etapa no es fácil exportar, por eso e mercado interno es el primer paso para después empezar a exportar y el IDC lo que hace es enseñar a vender en el mercado interno”.

Beneficios concretos para las partes

En pocas palabras, para los proveedores se presenta la posibilidad de llegar a 30 clientes dispersos en el territorio argentino, en una sola jornada, en Mendoza. Si este esfuerzo comercial debe hacerse por cuenta propia, requiere recursos que no están al alcance de todos, o una inversión muy superior difícil de lograr para una pyme.

En números, en una jornada laboral un proveedor puede tener un promedio de 10 entrevistas de negocios con la posibilidad de cerrar un nuevo cliente en el evento. La habilidad de cada oferente es lo que marca la diferencia para ganar un nuevo canal comercial. De otra manera, el tiempo que debe aplicar un empresario en buscar el comprador correcto, la empresa indicada y el perfil de la relación comercial es imposible de lograr en un solo día.

Para los compradores, previa declaración de intereses de compra, se ahorra todo el trabajo de campo que requiere investigar y seleccionar el proveedor correcto. Además se accede al precio de fábrica sin importar la provincia de donde concurran, lo que equivale decir que si la empresa está en Tunuyán o en Ushuaia, el precio es el mismo.

El segmento de Alimentos & Bebidas, Hotelería y Gastronomía representa un porcentaje muy significativo de la economía provincial, el cual es reconocido en el ámbito nacional e internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here