La Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles y la cámara de la actividad consensuaron en el Ministerio de Trabajo el levantamiento del paro general a partir de las 18 y por 24 horas, para posibilitar la continuidad de las negociaciones.

El apoderado de la organización sindical, Guillermo Baccaroni, informó que «la huelga iniciada anoche se levantará desde las 18 y por 24 horas, para demostrar la buena voluntad y predisposición de los trabajadores y dirigentes gremiales», aunque indicó que si en ese lapso no se alcanza un acuerdo «las partes quedarán liberadas».

Más temprano, Carlos Tomada había asegurado que los gremios que no respondieran a la conciliación obligatoria serían sancionados. «Está habiendo una conflictividad que no responde al estado actual de las relaciones laborales», opinó. A su vez, dijo: «No estamos en los tiempos de un contexto social y económico que era de otra densidad, donde era necesario recuperar empleo y salarios».

«Este es un gobierno que ha dado testimonio de cómo encara los temas laborales. Esto empieza a tener una arista diferente», añadió, y aseveró «no tener ninguna duda» de que el conflicto es político.

En ese sentido, Tomada señaló que el gremio está vinculado con el sector político del Peronismo Federal, ya que «están encuadrados en el grupo sindical de (Luis) Barrionuevo), y su esposa (la diputada Graciela Camaño) trabaja con Francisco De Narváez», el diputado del peronismo opositor y candidato a gobernador bonaerense.

«La conciliación obligatoria, que es una norma vigente, y va a ser acatada por todos aquellos que abran una situación conflictiva porque es el espacio para poder intervenir y moderar. Quienes no acaten la conciliaron obligatoria serán susceptibles de sanciones, sean los sindicatos o los empresarios», enfatizó en declaraciones televisivas.

Además, exigió que «se desbloquee en forma inmediata las empresas afectadas», y anunció: «Vamos a tomar las medidas que corresponden, desde sanciones secundarias hasta el pedido a la Justicia para el retiro de su personería. El Ministerio tendrá la mano tendida para buscar solución al conflicto pero necesitamos que se desbloquee».

Los trabajadores de las refinerías de combustibles de las principales empresas petroleras habían iniciado un paro por tiempo indeterminado en demanda de una mejora salarial del orden del 36 por ciento.

La medida de fuerza fue anunciada por intermedio de un comunicado de prensa de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles, que conduce el dirigente Alberto Roberti.

Según el comunicado de prensa gremial, el «paro total que afecta el suministro de nafta y lubricantes se está llevando a cabo en todo el país por tiempo indeterminado, hasta que se resuelva la cuestión salarial».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here