Fue la dura respuesta del titular de la cartera de energía, ante la denuncia interpuesta por el kirchnerista.

Emilio Guiñazú, Subsecretario de Emergía y el Diputado Nacional Guillermo Carmona.

Días atrás se conoció una denuncia interpuesta por el kirchnerista Guillermo Carmona, respecto a presuntas irregularidades en la entrega de subsidios al nuevo cuadro  tarifario del servicio público de electricidad.

Ante esto, el actual Subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, contestó con dureza al kirchnerista por medio de una carta pública.

El texto completo de la carta:

Cuando decidí poner un impasse en mi carrera para dedicarle unos años al servicio público, nunca creí que alguien intentaría utilizar esto para perjudicar al equipo del cual formo parte.

La denuncia que presenta Carmona, no tiene ni pies ni cabeza y la Subsecretaria de Industria y Comercio más el EPRE que en definitiva fueron los encargados de organizar la aplicación de estos subsidios darán las explicaciones de los procedimientos utilizados para la asignación de los mismos que, aunque perfectibles como toda acción del estado, obedecieron a criterios estrictamente técnicos.

Además parece que ni los diarios leyó el legislador antes de darle firma a su «denuncia» , ya que ante la primera noticia de la existencia de esto, la propia empresa en la que trabajé durante 20 años salió inmediatamente a aclarar que no recibía ningún subsidio y en el caso de aparecer en algún listado, renunciaba a ese beneficio. Posición absolutamente razonable ya que es una empresa que denunció sistemáticamente durante los últimos 15 años el tremendo daño que la administración anterior (de la cual Carmona formó parte) le estaba generando al país a través de la gestión más corrupta e incompetente que haya tenido la Argentina, al menos en lo que a energía se refiere.

Por otro lado también declara en forma errónea y malintencionada de que pertenezco al directorio de la empresa en cuestión. Aclaro que si tuve diferentes cargos en los diferentes países en donde la empresa trabaja, hasta que por invitación, vocación Y ESPANTO , decidí ponerme “bajo bandera” para intentar devolverle al país un poco de lo tanto me dio, colocando a disposición del estado mi especialidad profesional y experiencia. Obviamente toda esta información estará disponible para cualquier autoridad que la requiera.

No sé si será algún tipo de “deformación profesional” la que sufre el legislador por no creer que algunos de los que estamos sirviendo al pueblo a través del estado lo hacemos con legítima vocación de servicio, sin buscar ningún beneficio personal salvo el poderse ir a dormir algún día con la satisfacción del deber cumplido.

No tengo experiencia (gracias a Dios) en esta forma de hacer política pero no voy a dejar pasar situaciones como esta. Yo ofrecí mis servicios para ayudar a sacar el país adelante, y en el camino honrar el nombre de mis padres, no para hipotecar el nombre de mis hijos.

Espero Carmona encuentre algo productivo que hacer por el sueldo que le paga el pueblo, si entiende que esto es un servicio, mejor que le dé el lugar a algún otro con más capacidad.

Emilio J. Guiñazú Fader

8 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here