El Instituto Británico del Cine halló en sus archivos la que se cree es la adaptación al cine más antigua que se conserva de una obra del escritor inglés Charles Dickens.

La película, que fue rodada en 1901, dura alrededor de un minuto y recrea uno de los pasajes de la novela «Casa desolada».

La noticia de este descubrimiento se conoce pocas semanas después de que se conmemorara el 200º aniversario del nacimiento de Dickens.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here