Los hombres que están circuncidados antes de tener su primer encuentro sexual parecen tener menos riesgo de desarrollar cáncer de próstata, muestra un estudio.

La investigación, llevada a cabo en el Centro de Investigación de Cáncer Fred Hutchinson, encontró que la circuncisión parece proteger de la infección e inflamación que puede conducir a la enfermedad.

Los investigadores siguieron un registro de casi 3.400 varones, tanto circuncidados como no circuncidados.

Encontraron que los que habían sido sometidos al procedimiento mostraron 15% menos riesgo de cáncer de próstata, incluidas las formas más agresivas de la enfermedad.

Se sabe que las infecciones virales, específicamente aquéllas transmitidas sexualmente como la del virus del papiloma humano (VPH), pueden causar cáncer.

Este virus es el principal responsable del cáncer de cuello uterino en mujeres y de cáncer de cuello, cabeza, garganta y pene, entre otros, en varones.

Y los estudios han demostrado que la circuncisión puede prevenir la transmisión de algunas infecciones sexuales, incluido el VIH.

Ahora los científicos del Centro Fred Hutchinson, que publican sus hallazgos en Cancer, la revista de la Sociedad Estadounidense de Cáncer, querían investigar si la circuncisión puede también prevenir la inflamación, vinculada a las infecciones, que conduce al desarrollo de algunos tumores de próstata.

Entre los 3.399 hombres estudiados, 1.754 desarrollaron la enfermedad, y los análisis posteriores mostraron que el riesgo de desarrollar este tipo de cáncer era 15% menor entre los circuncidados.

Los investigadores no saben cuál es el mecanismo que conduce a esta protección.

Pero creen que las infecciones sexualmente transmitidas pueden contribuir al desarrollo de un tumor de próstata debido a que la inflamación crónica que éstas causan, crea un ambiente que facilita el desarrollo anormal de las células cancerosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here