Selección10-09El entorno de Lionel Messi desveló anteanoche que Diego Maradona no le ha dirigido la palabra en la semana que llevan concentrados en Ezeiza. El padre del jugador, Jorge Messi, está molesto por esta situación. El gol de Martín Palermo a Perú salvó entre otros al barcelonista de la ira popular, que amenazó con estallar tras el gol de Perú

«Aquí es el uno por ciento de lo que es en Barcelona» o «Leo se apagó hasta no existir» fueron frases que se oyeron tras el partido en la caótica zona mixta del estadio de River.

Lionel Messi no se siente estrella plena aquí, le falta el gran partido, quién sabe si el Mundial pese a tanta calamidad en la clasificación. Interrogado por su gris partido ante Perú, Maradona contestó: «No me inquieta cómo está jugando Messi».

También se expresaron los colegas de Mundo Deportivo bajo el título «El ADN de Messi es blaugrana», el diario español lanza una seria radiografía de cómo siente el argentino el fútbol y de qué espera de un Lionel Messi que con la camiseta de su selección no juega al nivel que lo hace en el Barcelona.

«Quieren que Messi llore, sí, sí, que llore porque los héroes en Argentina lloran, porque Maradona llora, porque Martín Palermo llora. Quieren que exprese sentimientos, que sea marrullero, que se tire al piso, que haga declaraciones fuertes, que bese la camiseta una y otra vez, que se gire hacia la gente y grite, que haga aspavientos, que eructe, que sea del pueblo, ‘potrero’ hasta en los modales, que se ría, que mire de forma desafiante, que sea un líder», arranca el artículo del mencionado medio.

Luego agrega que «quieren que agarre el balón y él solito decida los partidos, que drible a seis y marque de tacón pero por egoísta, no porque tenga la clase para hacerlo. Quieren que sea autosuficiente, que no necesite del equipo. Quieren a otra persona, quieren construirse su Messi a medida y eso es imposible porque Leo ya hace 22 años que camina por este mundo. Quieren todo aquello que nunca le pedirán en Barcelona. Nadie».

«Cuando dicen que no es argentino, hay un punto futbolístico de realidad, porque el ADN de Messi es blaugrana. Leo se ha educado futbolísticamente en la cantera blaugrana, donde la calidad se protege pero se pone al servicio del equipo», escriben para diferenciarlo de lo que le sucede con Argentina.

Luego apunta a sus compañeros en la Selección: «Se ha convertido en el mejor del mundo compartiendo su fútbol, aquí en Argentina cada jugador hace su guerra. Todos quieren ser San Palermo, todos quieren su tapa en la portada al lado de Maradona. Mira a Jonás Gutiérrez y le dice, ‘al pie, no chutemos aún, al pie’. Pero no, chutan Di María, Enzo Pérez, Jonás Gutiérrez, Mascherano…. Se la juegan todos. El Pipita Higuaín falla sin ángulo, aquí nadie busca al mejor ubicado, la idea es marcar para que Diego los nombre».

«Messi no tiene la jerarquía en Argentina que ostenta en el Barça. Nadie en el vestuario de Guardiola cuestiona el liderazgo natural de Leo, es un líder no de coraje o corazón, es un líder futbolístico. Si Messi está asistido, el equipo gana, si le das el balón a Leo, algo pasa. Nadie exige a Messi que haga de Carles Puyol, cada uno tiene su rol. Aquí en Argentina adoran el desdoblamiento de personalidad», añade.

Por último, justifica: «Por eso seguirán lloviendo las críticas hacia Leo, aunque en el fondo lo único cierto es que Argentina es una selección nacida de la improvisación, sin orden táctico, sin entrenador. Messi sabe que el trabajo de Rijkaard en su día, ahora el de Guardiola multiplicado por dos, es básico. Sabe que los entrenadores en el Barça nunca le dirán: ‘Sal y resuélvelo’. Dibujarán en la pizarra una estrategia para dotar al jugador de las mejores circunstancias para que pueda desplegar su fútbol».

El remate del artículo es el siguiente: «Leo decía tras el partido: ‘Lo importante era ganar…’. Esa es la cultura que se ha adueñado de la selección albiceleste. En el Barça sabe que se gana porque se juega bien o, por lo menos, porque se intenta jugar bien, como equipo, por supuesto. Por eso si algún partido se resuelve con un jugadón de Messi aún tiene más relevancia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here