l piloto español de Ferrari, Fernando Alonso, ganó el Gran Premio de Italia y se metió en la lucha por el título de la Fórmula Uno. Jenson Button y Felipe Massa completaron el podio. Lewis Hamilton, líder del campeonato, ni siquiera puntuó.

El español Fernando Alonso recortó este domingo distancias en la lucha por el título mundial de Fórmula 1 al imponerse ante los «tifosi» en el Gran Premio de Italia.

El británico Jenson Button, de McLaren, terminó segundo, mientras que el otro Ferrari, el de Felipe Massa, completó el podio.

El británico Lewis Hamilton ni siquiera puntuó después de que su McLaren quedara fuera de carrera en la primera vuelta, por lo que perdió el liderato del Mundial en favor del australiano Mark Webber.

El piloto de Red Bull sólo pudo ser sexto, pero le bastó para ubicarse primero en la clasificación tras la disputa de 14 de 19 carreras. Webber suma 187 puntos, por 182 de Hamilton, consignó dpa.

Alonso, con 166, escaló hasta la tercera posición de la tabla de pilotos.

El español, que había logrado el sábado la primera «pole» para Ferrari en 30 carreras, perdió hoy el primer puesto en la salida en favor de Button, que llegó en cabeza a la primera curva.

Ferrari y McLaren demostraron desde el principio que eran los más fuertes, por eso fue aún más frustrante para Hamilton verse fuera de cualquier pelea sin haber completado siquiera un giro.

Los Red Bull estuvieron hoy lejos de los primeros. El alemán Sebastian Vettel, cuarto en Monza, cruzó la meta más de 28 segundos después del ganador.

Alonso se mantuvo siempre cerca de Button esperando su oportunidad, una oportunidad que llegó en los boxes. Button fue el primero en parar, Alonso esperó una vuelta más.

El equipo de mecánicos del español funcionó a la perfección, porque el Ferrari salió justo por delante del McLaren y, aún con los neumáticos fríos, aguantó las embestidas de Button.

Tras sus infructuosos intentos, el británico cedió y se resignó al segundo puesto.

En su primer año vestido de rojo, Alonso se dio un baño de multitudes en Monza, donde los «tifosi» ferraristas celebraron por todo lo alto el triunfo del «cavallino rampante».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here